Si ves a un bebé en esta foto, podrías sufrir psicosis

Si ves a un bebé en esta foto, podrías sufrir psicosis
Cardiff University

La web está inundada de fenómenos virales. Desde la imagen del vestido que unos veían dorado y otros azul hasta la foto del gato que no se sabía si subía o bajaba las escaleras han sido la sensación. En esta ocasión se trata de una prueba más seria cuyo resultado podría llevarte de visita con un especialista. ¿Estás listo?

Sin pensarlo y contestando rápido, ¿puedes ver al bebé en la siguiente imagen?

Si lograste identificarlo de entre las manchas blancas y negras no te felicites, ya que puede que estés en riesgo de experimentar alucinaciones y tus niveles de psicosis estén por arriba del promedio, al menos así lo consideran expertos de las universidades de Cardiff y Cambridge.

Para llegar a dicha conclusión, los especialistas realizaron un estudio en donde reclutaron a 34 voluntarios, de los cuales más de la mitad, 18 presentaban historial de alucinaciones y brotes psicóticos.

Al mostrarles la imagen anterior, el grupo con brotes psicóticos no tardó en identificar al bebé, a diferencia del resto de los participantes. Esto dejó en claro que hay quienes tienen mayor facilidad de transformar lo abstracto en algo real.

En el caso que hayas reconocido al bebé en la imagen y pienses que necesitas atención urgente, tampoco te espantes, ya que se puede inferir que posees una imaginación muy activa incluso por arriba de la población, según los especialistas.

Y es que, aunque el estudio tiene como fin vincular la psicosis con la capacidad de abstracción de las personas, aún no existen estudios suficientes y capaces de mostrar a detalle este vínculo, ya que las alucinaciones no siempre son un indicio de problemas mentales.

De hecho, para el profesor en Neurociencia de la Universidad de Cambridge Paul Fletcher, “tener una mente predictiva es realmente útil ya que nos hace más eficientes y capacitados para crear una imagen coherente de un mundo ambiguo y complejo”. Sin embargo, “también significa que no estamos muy lejos de percibir cosas que en realidad no están ahí que es la alucinación”.

Si a estas alturas de la lectura, aún no ubicas dónde está el bebé del que hemos hablado, te mostramos la imagen original de la que partió el experimento.

Más para leer:

Comparte tu opinión