Esquizofrenia: defectos en la placenta aumentaría el riesgo

Esquizofrenia: defectos en la placenta aumentaría el riesgo
La esquizofrenia es una enfermedad cuyas causas no se conocen con claridad. Nuevos estudios indican que una placenta deficiente podría afectar el desarrollo del cerebro | Foto: GETTY IMAGES

¿Cuál es el origen de la esquizofrenia? Una nueva investigación, publicada en Nature Medicine, presenta un nuevo enfoque destacando el rol crítico que tiene una placenta deficiente y que puede afectar el desarrollo del cerebro, esto hace que la afección sea más probable, especialmente si la madre experimenta complicaciones durante el embarazo o el parto.

"Por primera vez, hemos encontrado una explicación para la conexión entre las complicaciones de la vida temprana, el riesgo genético y su impacto en la enfermedad mental y todo converge en la placenta", dijo Daniel R. Weinberger, director del equipo de investigadores y CEO del Instituto Lieber para el Desarrollo del Cerebro (LIBD).

La esquizofrenia un trastorno mental complejo que dificulta diferenciar lo que es real de lo que no, ya que se presentan alucinaciones y delirios. Generalmente comienza en la adolescencia o en los primeros años de la adultez.

Los expertos en salud mental no están seguros de cuál es su causa, pero es posible que los genes influyan. En 2014, un estudio identificó 108 regiones en nuestro ADN que pueden elevar levemente la probabilidad de que una persona desarrolle la afección. Muchas de estas regiones contienen genes que están activos en el cerebro, pero otros no.

 

Nuevo enfoque

En contraste con los estudios previos que se centraron en cómo los genes relacionados con trastornos del comportamiento alteran directamente el desarrollo cerebral prenatal, esta investigación encontró que muchos genes asociados con el riesgo de esquizofrenia parecen alterar el desarrollo cerebral temprano indirectamente, al influir en la salud de la placenta. La investigación mostró que estos genes están "activados" en la placenta durante embarazos complicados.

Los científicos del Instituto Lieber estudiaron a más de 2,800 individuos adultos, 2038 de los cuales tenían esquizofrenia, de diversos orígenes étnicos y regiones. Todos habían sido sometidos a pruebas genéticas y se les realizó una encuesta para obtener información sobre la historia obstétrica.

Los hallazgos señalaron una interacción prominente entre los genes asociados con el riesgo de esquizofrenia y una historia de una complicación del embarazo potencialmente grave. Las personas con un alto riesgo genético y complicaciones graves en la vida temprana tenían una probabilidad cinco veces mayor de desarrollar esquizofrenia en comparación con las personas con un riesgo genético similar pero sin antecedentes de complicaciones obstétricas graves.

Esto condujo a una serie de análisis de la expresión génica en muestras de tejido de placenta múltiple, incluidas muestras de placenta de embarazos complicados que incluyeron preeclampsia y restricción de crecimiento intrauterino. Los resultados mostraron una activación llamativa y constante de los genes de la esquizofrenia en estas placentas y cuanto más se activaban, la placenta mostraba otros signos de estar bajo estrés, por ejemplo, estar más inflamadas.

"Los sorprendentes resultados de este estudio hacen de la placenta la pieza central de un nuevo campo de investigación biológica relacionado con la forma en que los genes y el medio ambiente interactúan para alterar la trayectoria del desarrollo del cerebro humano", destacó Weinberger.

Más información sobre esquizofrenia

Comparte tu opinión