Sistema de salud: cuál es la posición de 5 candidatos demócratas

Sistema de salud: cuál es la posición de 5 candidatos demócratas

El tema de la atención médica y el sistema de salud sigue diciendo "presente" en los debates demócratas. Sin embargo, a veces hace falta sentarse frente a la televisión con un glosario en la mano, para entender de qué están hablando.

La siguiente es una síntesis del pensamiento de los cinco pre candidatos que están primeros en las encuestas de opinión —que hablaron del tema en el último debate el miércoles 21 de noviembre en Atlanta, Georgia— que esperamos esclarezca en dónde están parados con sus ideas para mejorar un sistema costoso y complejo.

Bernie Sanders

Es el principal defensor del Medicare para Todos. Cree firmemente en un sistema de pagador único que funcione como ahora lo hace el programa para adultos de 65 años y más: con poco o nada gasto de bolsillo para el consumidor. Sanders se desharía del actual sistema en unos años, casi sin una transición programada.

Se trata de un sistema en el que una sola agencia pública organizaría el financiamiento de la atención médica.

Bajo este sistema de pagador único, todas las personas que viven en el país (no se sabe qué ocurriría con los indocumentados) tendrían cobertura gratuita para toda su atención médica: desde servicios preventivos, citas médicas, y vacunas, hasta los costos de hospitalizaciones, salud mental, salud reproductiva, dental, de la vista, medicamentos recetados y suministros médicos. 

El programa se financiaría mediante la combinación de fuentes públicas que en la actualidad realizan enormes aportes (como Medicare y Medicaid) y con nuevos impuestos, modestos, basados ​​en la capacidad de pago. 

Elizabeth Warren

En esencia sigue la misma línea de Sanders, con la diferencia de que propone un sistema universal  como una cobertura interina hasta implementar el Medicare para Todos.

Warren dijo que, de ganar la candidatura demócrata y llegar a la Casa Blanca, en ese todavía hipotético primer día de mandato, reduciría el costo de drogas como la insulina y el EpiPen, dos medicamentos cuyos precios han aumentado astronómicamente en estos últimos años. También asegura que defendería la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) del "sabotaje" al que ha sido sometida por la administración Trump.

En el debate de Atlanta, Warren dijo que en sus primeros 100 días de mandato "traería 135 millones de personas a Medicare para Todos sin costo alguno para ellos", y ampliaría la cobertura de atención de la vista, dental y el cuidado médico a largo plazo.

"Y luego, en el tercer año, cuando las personas hayan tenido la oportunidad de sentirlo, probarlo y vivir con él, vamos a votar y vamos a querer Medicare para Todos", dijo Warren.

Joe Biden

El precandidato asegura que mantendría las bases de ACA, pero para construir una sólida opción de atención médica pública (un plan financiado por el gobierno), que funcionaría usando la misma plataforma de los mercados de seguros.

Biden dice que propondría pasos hacia una cobertura universal de salud, pero sin destruir el sistema actual. Su plan ofrecería a todas las personas la opción de comprar un seguro de salud público como Medicare, sin esperar hasta los 65 años.

Biden asegura que esta opción pública reducirá los costos para los pacientes al negociar precios más bajos con los hospitales y otros proveedores de atención médica. También "se coordinará mejor la atención entre todos los médicos de un paciente para mejorar la eficacia y la calidad, y ésta se cubrirá sin copagos". 

Su plan propone alivio financiero para las pequeñas empresas, para que puedan ofrecer seguro de salud a sus empleados. 

Kamala Harris

La precandidata está a favor del Medicare para Todos, preservando Medicare Advantage (esto la aleja de Sanders y Warren), que es un brazo de la cobertura del programa, pero pago.

Las aseguradoras que venden planes de Medicare Advantage ofrecen una cobertura que busca enriquecer lo que Medicare ya aporta con sus planes A y B tradicionales: atención de la vista y dental, medicamentos y bienestar.

En su sitio web, Harris asegura que nunca se logrará un sistema justo de atención médica si no se consolidan los derechos de la mujer. Propone hacerlo fortaleciendo los derechos reproductivos y el financiamiento de organizaciones como Planned Parenthood, que "ofrecen servicios de salud esenciales".

Pete Buttigieg

Buttigieg también adhiere a un sistema de Medicare para Todos, sin perder Medicare Advantage.

Dice que en el país, las más de 27 millones de personas sin seguro están pagando demasiado por la atención o no reciben la atención que necesitan porque es demasiado costosa. Agrega que las personas sin seguro tienen menos probabilidades de acceder a servicios preventivos cruciales, como exámenes de detección de cáncer o colesterol, y es más probable que renuncien a la atención de afecciones crónicas, como diabetes o enfermedades cardíacas. 

En su sitio de campaña, Buttigieg dice que hay 87 millones de personas que tienen seguro insuficiente, lo que significa que también están pagando demasiado por la atención, en forma de deducibles altos o gastos de bolsillo que los hacen más propensos a tener dificultades para pagar la atención u omitirla por completo. 

Agrega que el Medicare para Todos aseguraría una opción asequible para la cobertura de salud que garantizaría el acceso a la atención cuando la necesiten.

Fuentes: AHCJ, KHN, joebiden.com, peteforamerica.com, kamalaharris.org.

Comparte tu opinión