SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Republicanos abandonaron la reforma de la Ley de Salud

Por HealthDay / HolaDoctor -

La decisión del Partido Republicano de revocar y reemplazar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio descarriló nuevamente cuando el líder de la mayoría, Mitch McConnell, retiró la última versión de un proyecto de ley diseñado para desmantelar Obamacare, la controvertida ley de salud.

"Bueno, para ser claros, debido a eventos que están bajo nuestro control y otros que no están bajo nuestro control, no tenemos los votos necesarios", dijo el senador de Louisiana Bill Cassidy (R), co-patrocinador del último proyecto de ley que pretendía cumplir con la meta de siete años: derogar  y reemplazar la ley de salud de la administración Obama.

El senador líder de la mayoría Mitch McConnell (R-Ky.) Dijo que el Partido Republicano se centraría ahora en reformar el código de impuestos de los Estados Unidos.

Sin embargo, McConnell y los patrocinadores del proyecto de ley de salud insistieron en que el partido republicano no ha renunciado a la reforma de la atención de salud.

"No es si se va a hacer, es sólo una cuestión de cuándo", dijo Lindsey Graham de Carolina del Sur, otro co-patrocinador de la última ley. "Con un proceso que permita más atención y tiempo, vamos a revocar Obamacare con una subvención en bloque llamada Graham-Cassidy-Heller-Johnson".

La gota que rebasó el vaso y dejó fuera el proyecto republicano fueron las expresiones de la  senadora republicana Susan Collins de Maine, quien dijo que ella no pensaba apoyar la última versión de la propuesta.

Collins anunció su decisión poco después de que la Oficina de Presupuesto del Congreso, una entidad no partidista,  proyectara que el proyecto de ley reduciría los beneficios de Medicaid en un billón de dólares hasta 2026.

"El cuidado de la salud es una cuestión profundamente personal y compleja que afecta a cada uno de nosotros y a una sexta parte de la economía estadounidense", dijo Collins. "Lograr amplias reformas en nuestro sistema de atención médica y en Medicaid no se pueden hacer bien en un marco de tiempo comprimido, especialmente cuando el proyecto de ley es un objetivo en movimiento". 

"Hoy descubrimos que  hay una cuarta versión de la propuesta de Graham-Cassidy, que es tan profundamente defectuosa como las anteriores", agregó Collins. "El hecho de que una nueva versión de este proyecto de ley se publique la misma semana en que se supone hay votar, agrava el problema".

Durante el fin de semana pasado se supo que el proyecto había recibido algunos cambios que podrían favorecer a algunos estados más que a otros. 

Un resumen de la versión revisada también proyectó aumentos en la financiación federal de Medicaid para Arizona y Maine, en comparación con estimaciones previas. Esos cambios se produjeron como consecuencia del anuncio del senador John McCain (R-Arizona), de que no apoyaría el proyecto de ley.

30 de septiembre, fecha límite

Los republicanos tenían plazo hasta el próximo 30 de septiembre para aprobar un proyecto de ley de revocación por una mayoría simple. Esa oportunidad se ha perdido tras los acontecimientos de los últimos días.

El presidente Donald Trump aumentó la presión el domingo sobre los reacios senadores republicanos, calificando a Alaska, Arizona, Maine y Kentucky de "grandes ganadores" bajo el plan GOP.

"7 años de revocación y reemplazo y algunos senadores no están allí", twitteó, haciendo alusión a las promesas repetidas del partido de derogar Obamacare.

El proyecto de ley revisado Graham-Cassidy habría dado a los estados más autoridad para tomar decisiones sobre cómo asignar lfondos federales a la atención médica, entre otras reformas.

Los opositores de la medida -incluyendo grandes aseguradoras, grupos de proveedores de servicios de salud y defensores de los consumidores- dijeron que la legislación propuesta habría eviscerado Medicaid, el programa de seguros dirigido por el gobierno para los más pobres.

"Creo que en última instancia, la flexibilidad que se está ofreciendo a los estados aquí es la flexibilidad para tomar decisiones políticamente dolorosas sobre qué cortar, dónde cortar,  a quién cortar, y qué tan profundo", dijo Sabrina Corlette, profesora de investigación en el Georgetown University Center sobre las reformas del seguro de salud.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad