SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Todavía puedes comprar seguro médico a bajo costo

Por HolaDoctor -

El período abierto de inscripción comenzó el 1 de noviembre para la cobertura del mercado de seguros de 2018, pero muchos consumidores están confundidos. 

Aquí hay información clave en la que los consumidores probablemente pueden confiar. 

  • La inscripción abierta en el mercado federal  comenzó el 1 de noviembre y continúa hasta el 15 de diciembre para la cobertura que inicia el 1 de enero de 2018.  En California se extiende hasta el 31 de enero. Este tiempo es considerablemente más corto que los años anteriores. (En algunos estados que tienen su propio mercado de seguros, las personas tienen tiempo hasta fin de enero para obtener cobertura). 
  • A pesar del caos en el mercado, las personas que califiquen tendrán créditos impositivos o subsidios para ayudar a pagar sus primas o para reducir sus deducibles y copagos.  En algunos casos, los precios pueden cambiar: los planes que ofrecen niveles más altos de cobertura pueden ser más asequibles que los planes menos generosos.
  • Habrá al menos una aseguradora que ofrezca cobertura de mercado en cada área de registro.
  • Los planes que se venden en los mercados seguirán ofreciendo cobertura integral y nadie será rechazado ni se le cobrará más por tener una condición médica preexistente.
  • Si no tienes seguro el próximo año, deberás pagar una multa a menos que cumplas con las pautas específicas para tener una exención.

Vamos por el oro

Si ya tienes un seguro, siempre es importante verificar los detalles del plan para ver si los costos, beneficios o proveedores han cambiado, y compararlos con otros planes. Este año, no hacerlo podría significar que perderás oportunidades significativas de obtener más dinero para las  primas.

Debido a cambios en los precios, este año algunos consumidores pueden comprar los planes de oro, uno de los más completos ofrecidos en los mercados, por una prima menor que la de un plan plateado menos generoso. Por la misma razón, los consumidores que compran un plan de bronce, cuya cobertura es menos extensa que un plan de plata, pueden no tener que pagar ninguna prima en absoluto.

Los planes del mercado están agrupados en cuatro niveles de cobertura. Los planes de bronce pagan en promedio el 60% de los gastos médicos cubiertos, los planes de plata pagan el 70%, los de oro el 80% y los planes de platino, el 90%.

La ley de salud ofrece dos tipos de subsidios para ayudar a los consumidores de bajos ingresos a comprar cobertura en el mercado. El gobierno federal paga subsidios de reducción de costos compartidos (CSR, por sus siglas en inglés) a las aseguradoras para reducir los deducibles y copagos de las personas con ingresos de hasta el 250% del nivel federal de pobreza (alrededor de $30,000 para una persona) pero solo si compran un plan del nivel plata.

Además, las personas con ingresos de hasta 400% del nivel federal de pobreza (alrededor de $48,000 para una persona) pueden calificar para recibir créditos impositivos para ayudar a pagar las primas. El monto del subsidio que ayuda a pagar la prima se basa en los ingresos y en el costo de un plan de plata de bajo precio.

A pesar que los créditos impositivos se establecen de acuerdo con un plan plateado, se pueden usar para cualquier plan. Entonces, los compradores que califiquen para esos subsidios pueden encontrar que mientras las primas del plan plata son relativamente caras este año, los planes de bronce y oro son relativamente baratos, porque los créditos fiscales más grandes de los consumidores harán que esos planes sean más asequibles.

"Las primas para los planes de plata son más altas, pero no para el oro o el bronce", dijo Caroline Pearson, vicepresidenta de Avalere Health, una firma consultora. "Las primas para los planes de oro y bronce son inusualmente baratas, por lo que podrían ser un mejor valor".

Para ilustrar la anomalía de precios, la Kaiser Family Foundation utilizó el ejemplo de un consumidor de 30 años de Sacramento, California, que recibe un crédito impositivo para la prima mensual de $295. Después de aplicar el crédito fiscal, pagaría $130 por un plan plateado con una prima de $425. Pero pagaría menos, solo $114, por un plan de oro más generoso con una prima de $409. (Kaiser Health News es un programa editorialmente independiente de la fundación).

Además, las personas que no califican para los subsidios pueden encontrar mejores ofertas en el mercado este año, según los expertos, dependiendo de si el estado alentó a las aseguradoras a cargar los aumentos de CSR solo en los planes del mercado.

Inscripción automática

Si no revisas los planes y actualizas tus ingresos u otra información personal, tu aseguradora o el mercado pueden automáticamente volver a inscribirlo en el plan 2017 u otro similar en precio y cobertura. Alrededor de dos tercios de las personas encuestadas por la Kaiser Family Foundation a principios de este otoño dijeron que les gustaría seguir con el mismo plan si está disponible.

Puede parecer una solución simple, pero recuerda: si las primas han cambiado, podría afectar la cantidad que debe, y un nuevo plan puede tener diferentes beneficios o una red diferente de médicos, hospitales y otros proveedores. Debe verificar sus opciones.

Ventana de inscripción más corta

Si vive en un estado que usa el mercado federal, la inscripción abierta finaliza el 15 de diciembre, aproximadamente seis semanas antes que el año pasado. Esa realidad, junto con el hecho de que la ayuda en persona será más difícil de encontrar, significa que la gente debería comenzar a buscar los planes más pronto que tarde. Los estados que tienen sus propios mercados pueden permitir que los consumidores se inscriban hasta finales de enero.

Sin embargo, algunos consumidores que pierden la fecha límite de inscripción del 15 de diciembre pueden tener otra oportunidad para inscribirse, dicen los expertos. Si se dan ciertas condiciones, como la discontinunidad  de tu plan actual, puedes calificar para un período de inscripción especial (SEP, por sus siglas en inglés) porque se considera una pérdida de cobertura. Los consumidores en esa situación tienen 60 días después de que su cobertura finalice, el 31 de diciembre, para inscribirse en un nuevo plan.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad