Crecen las terapias digitales, ¿qué son?

Crecen las terapias digitales, ¿qué son?
El objetivo de estas terapias es tratar una variedad de enfermedades y trastornos, desde el asma y la diabetes hasta la depresión | Foto: ISTOCK

Algunas aplicaciones digitales podrían fortalecer el tratamiento de una serie de trastornos de salud mental y, en algunos casos, reemplazar a los medicamentos, según un análisis de la Asociación Estadounidense de Psicología (American Psychological Association).

Para el tratamiento de los trastornos mentales se ha recurrido tradicionalmente a dos opciones: la medicación y las intervenciones psicoterapéuticas y conductuales. Ahora, hay que estar listos para una tercera opción: los dispositivos digitales y las aplicaciones móviles dedicados a mejorar las condiciones de salud, que en su conjunto se conocen como "terapéutica digital".

El objetivo de estas terapias es tratar una variedad de enfermedades y trastornos, desde el asma y la diabetes hasta la depresión y el déficit de atención e hiperactividad. Algunas terapias digitales han sido planificadas para acompañar a los medicamentos y a las intervenciones conductuales. Otras intentarán reemplazar totalmente a los tratamientos tradicionales; algunos ejemplos incluyen programas de terapia cognitiva conductual, que son paneles digitales que permiten que los pacientes y los proveedores médicos realicen un seguimiento cercano de los indicadores de salud.

Lo que estas terapias tienen en común es que se basan en hechos médicos. A diferencia de la mayoría de aplicaciones móviles para el bienestar que se venden directamente a los consumidores, las terapias digitales van por el camino de la investigación y el desarrollo científico, parecido al desarrollo de fármacos. Las herramientas son evaluadas en estudios clínicos y prescritas por un proveedor médico. Además, muchas de las compañías dedicadas a la terapéutica digital buscan que sus productos reciban la aprobación de las autoridades de salud pública.

Los trastornos mentales y conductuales se prestan a las intervenciones digitales, dice el psicólogo Colin Espie, profesor de la Universidad de Oxford y cofundador de la compañía Big Health. “La medicina digital es en realidad una medicina personalizada para la conducta”, sostiene Espie.

  Ejemplo de terapias digitales

El programa principal de Big Health se denomina “Sleepio” y se usa para el tratamiento del insomnio. En lugar de ir al consultorio de un psicólogo, el paciente se somete a una intervención digital de seis semanas encabezada por un experto virtual llamado “The Prof” (El profe) y su perro narcoléptico Pavlov. El especialista señala que es un programa entretenido, pero en el fondo se trata de una terapia cognitiva conductual.

Según las pruebas realizadas entre pacientes con insomnio crónico, más del 70 por ciento de participantes que completó el tratamiento online logró un sueño saludable ocho semanas después de haber finalizado el programa.

Otras compañías también están desarrollando herramientas digitales prescritas por proveedores médicos, Por ejemplo, la firma Pear Therapeutics trabaja en tratamientos digitales para controlar el trastorno de estrés postraumático, la ansiedad generalizada y la esquizofrenia. Su aplicación móvil para el tratamiento del abuso de sustancias fue la primera que recibió la aprobación de la Dirección Federal de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Ver más información, en inglés:

https://www.apa.org/monitor/2018/11/cover-digital-therapies.aspx

Comparte tu opinión