Cómo influyen las pantallas en el desarrollo de los niños

Cómo influyen las pantallas en el desarrollo de los niños
Desarrollo más lento, obesidad y menos inteligencia son algunos de los efectos que se han descubierto. | Foto: ISTOCK

¿Tus hijos aman pasarse horas jugando en la tableta? ¿Eres de los que le das tu teléfono para que se distraigan cuando no sabes qué hacer para calmarlos? Entonces te interesa leer esto: el tiempo frente a las pantallas, sea jugando o mirando algún programa, no es tan inofensivo como se cree.

Las evidencias sobre los efectos de pasarse mucho tiempo frente a los dispositivos y el desarrollo de los niños continúan sugiriendo que, efectivamente, no son positivos. Los hallazgos más recientes provienen de un estudio que contó con la participación de 2,400 niños y vinculó los altos niveles de tiempo de pantalla con retraso en su desarrollo.

El estudio se enfocó en niños de dos a cinco años de edad y los resultados indicaron que el tiempo excesivo en las pantalla puede afectar su capacidad para desarrollarse de manera óptima, por ejemplo, al no cumplir con los hitos de desarrollo en el momento esperado. Sin embargo, los autores aclaran que no está claro si un mayor tiempo de pantalla predice puntuaciones de rendimiento más bajas en las pruebas de detección de desarrollo o si los niños con un rendimiento deficiente en el desarrollo reciben tiempo de pantalla adicional como una forma de modular el comportamiento desafiante.

La psicóloga Sheri Madigan, de la Universidad de Calgary en Canadá, fue la encargada de dirigir el estudio. Como conclusión ella y se equipo recomendaron que los pediatras y los profesionales de la salud guíen a los padres sobre las cantidades adecuadas de exposición a la pantalla y discutan las posibles consecuencias de su uso excesivo.


Sea mirando un programa o jugando, el tiempo frente a la pantalla afecta. | Foto: Getty

Atención padres

“Los altos niveles de tiempo de tiempo de pantalla en niños pequeños se han asociado con trastornos del sueño, obesidad, problemas de conducta y retrasos en el desarrollo. Investigaciones anteriores han encontrado asociaciones con el exceso de televisión en niños pequeños y retrasos en los retrasos socioemocionales, de lenguaje y cognitivos”, explicó Angela Mattke, pediatra del Centro infantil de Mayo Clinic, a propósito del estudio canadiense.

La especialista, que no participó en el estudio, reconoce que estos hallazgos se suman a un creciente cuerpo de investigación sobre los efectos de los medios en la salud y el desarrollo de los niños, pese a las limitaciones de la evaluación. “El estudio debe utilizarse como un trampolín para continuar discutiendo con las familias”, agregó.

En 2018 se publicó en The Lancet: Child & Adolescent Health otro estudio canadiense que vinculó el mayor tiempo de exposición a las pantallas con menos inteligencia. Los niños con la mayor inteligencia pasaban menos de dos horas al día en sus teléfonos celulares, tabletas y computadoras, dormían entre 9 y 11 horas y hacían al menos una hora de actividad física.

Y en otra investigación reciente se asoció el tiempo de exposición a las pantallas antes de ir a dormir con el aumento de obesidad. Encontraron un relación entre usar un smartphone o ver la televisión a la hora de irse a la cama y un índice de masa corporal (IMC) más alto. 

Algunas recomendaciones

La Academia Americana de Pediatría recomienda que, entre los dos y cinco años, se limite el tiempo de exposición a las pantallas a una hora o menos por día. Y el tiempo que los niños estén con los dispositivos, la programación debe ser de calidad y bajo la supervisión de los padres.

A partir de evidencias, los expertos han definido algunas sugerencias para limitar el tiempo de los pequeños frente a las pantallas:

  • Retira la televisión o la computadora de la habitación de tu hijo.
  • No permitas que tu hijo vea televisión durante las comidas o cuando hace tareas.
  • No permitas que tu hijo coma mientras ve televisión o usa la computadora.
  • No dejes la televisión encendida como ruido de fondo: apaga el televisor cuando los programas hayan terminado.
  • Sugiérele otras actividades, como un juego de mesa familiar, armar un rompecabezas o salir a dar una caminata.

Más para leer sobre pantallas:

Comparte tu opinión