La modelo Sabrina se confiesa bipolar

La modelo Sabrina se confiesa bipolar
Mezcalent | Foto: MEZCALENT

La modelo, actriz y cantante argentina Sabrina Sabrok, reconocida por sus múltiples cirugías para aumentar el tamaño de su busto, asegura que tiene problemas de bipolaridad, enfermedad maníaco-depresiva.

“De repente puedo ser muy tranquila y de repente puedo ser la más loca del mundo, como que yo voy nivelando eso...soy como bipolar”, comentó la artista al diario de espectáculos Basta.

Gracias a la imagen que se ha ganado de ‘sex symbol’, la argentina asegura que el público la ha catalogado como “la mujer más depravada del mundo”, sin embargo, en su vida privada no es así, al menos eso dijo.

“En lo personal soy medio aburrida, no es como la gente piensa todo el tiempo, hay cosas que de repente se dicen, pero nada que ver, hasta yo me río, sobre todo por cómo me ven, gente que ni siquiera me conoce”, declaró.

Además, la artista aseguró comportarse de manera diferente cuando está en los escenarios, lo que la ha hecho ganarse algunas ofertas muy comprometedoras que incluso hacen que se sorprenda del concepto que la gente tiene de ella.

“Me río mucho porque después de los shows nos han ofrecido muchas cosas, desde drogas, propuestas indecorosas y me río, no me queda de otra que reírme. Propuestas de todo tipo, porque imagínate teniendo un programa de sexo como el que tenía, mi imagen, más todo lo que soy de libre, entonces la gente piensa de una forma de mí”, añadió.

Pese a esto, Sabrina lleva una vida saludable. “Digo, yo no me drogo, no tomo alcohol, tomo agua natural, como sano y por eso me mantengo bien, porque si fuera una drogadicta estaría toda arrugada", concluyó.

Es una grave problema del cerebro, también conocida como una enfermedad maníaco-depresiva, según define el Instituto Nacional de Salud Mental (NIHM, por sus siglas en inglés).

Las personas que sufren de trastorno bipolar suelen experimentar cambios de ánimo muy inusuales ya que a veces pueden sentirse muy felices y “animados” (lo que se le conoce como manía) y otras ocasiones muy tristes, deprimidos y menos activos (depresión).

Cualquier persona puede desarrollar este trastorno y generalmente comienza entre los 15 y 25 años. Hasta el momento la causa exacta de su origen sigue siendo un enigma entre los investigadores, pero algunos estudios han demostrado que los genes y alguna anormalidad en la estructura y función del cerebro juegan un papel importante.

Los peligros que encierra esta enfermedad son muchos, pues existe un alto riesgo de suicidio, abuso del alcohol u otras sustancias por parte de los pacientes.

Para esto es importante acudir con un especialista, él podrá suministrar el tratamiento que se adapte mejor, el cual puede incluir medicamentos, terapia u otras opciones.

Más para leer:

Comparte tu opinión