Rumer Willis: hula hula por los niños con cáncer

Rumer Willis: hula hula por los niños con cáncer
The Grosby Group

Para apoyar el programa Sunrise Day Camp, la hija de Demi Moore y Bruce Willis muestra sus habilidades con el hula hula. Este evento ofrece un día de campo a los niños con cáncer y sus hermanos, donde pueden participar de varias actividades en forma gratuita. 

La iniciativa surgió en 2006 por Friedberg JCC (Jewish Comunity Center), una asociada de la United Jewish Appeal (UJA). El objetivo es contener las necesidades emocionales, sociales, físicas y recreativas de los niños con cáncer. Y se busca que puedan pasar un día de esparcimiento en compañía de sus hermanos, para que lleguen a la noche con una sonrisa.

El Sunrise Day Camp es para todos los niños que padezcan la enfermedad y sus hermanos, que residan cerca de alguna de las tres sedes de la entidad. Las mismas se encuentran en Long Island, Israel y la más reciente en Pearl River, Nueva York. 

Cada año se benefician con este programa unos 3,000 niños de entre 3 y medio a 16 años, que acuden a los días de campo. Otros reciben recreación en alguno de los 20 hospitales oncológicos afiliados de la región metropolitana de Nueva York.

Durante ese día de esparcimiento pueden jugar al ajedrez gigante, salir a remar, dibujar, jugar con el hula hula como lo hace Rumer Willis, saltar a la soga, trepar en juegos de madera, y también recibir abrazos y afecto. 

Además del día de campo, la entidad desarrolló Sunrise on Wheels (imagen abajo), un programa que lleva la alegría y la diversión directamente a las unidades de hematología y oncología donde los niños reciben tratamiento. Hay voluntarios que organizan juegos y buscan la diversión de los menores, y así logran que un día de lágrimas y tristeza se convierta en sonrisas y alegría.

En la página de Sunrise Day Camp relata que es emocionante ver cómo se iluminan los ojos de los niños cuando ven llegar al hospital a los voluntarios con su baúl lleno de juguetes y material de entretenimiento. 

Esta actividad. que también incluye a los  hermanos de los niños enfermos, le da un respiro a la familia durante la estadía de los pequeños pacientes en el hospital. Y logran que el día que transcurre en ese lugar tenga un poco de diversión, como para olvidar el triste momento que están transitando. 

Comparte tu opinión