SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Julia Louis-Dreyfus fue diagnosticada con cáncer de mama

Por -

"1 de cada 8 mujeres contrae cáncer de mama, hoy soy yo", escribió Julia Louis-Dreyfus en su cuenta de tweeter en el día de hoy. “La buena noticia es que no todas las mujeres tienen tanta suerte, así que vamos a luchar contra todos los cánceres y hacer que la atención sanitaria universal sea una realidad" agregó.

La actriz acaba de ganar el sexto premio Emmy consecutivo como mejor actriz de comedia.

Según la cadena HBO, Julia se enteró de su diagnóstico de cáncer de mama el día después de la entrega de la edición 69º de los premios Emmy, el 17 de setiembre de 2017.

"Julia está increíblemente agradecida por las muestras de apoyo y los buenos deseos", dijeron los representantes de la actriz en un comunicado a NBC News. Y agregaron que la serie “Veep” que ella protagoniza, se seguirá produciendo normalmente.

Señales de alerta del cáncer de seno

La Sociedad Americana contra el Cáncer informa que es importante saber cómo se ven y cómo se sienten tus senos porque de esa manera es más fácil detectar cualquier anormalidad.

Descubrir el cáncer de seno tan pronto como sea posible te dará más probabilidades de que tu tratamiento sea eficaz. No obstante, conocer los signos a los que debe prestar atención no reemplaza a los mamografías ni a otras pruebas de detección.

Las pruebas de detección pueden ayudar a encontrar el cáncer de seno en sus etapas iniciales, incluso antes de que aparezca algún síntoma.

El síntoma más común del cáncer de seno es una nueva masa o protuberancia. Una masa no dolorosa, dura y con bordes irregulares tiene más probabilidades de ser cáncer, aunque los tumores cancerosos del seno pueden ser sensibles a la palpación, blandos y de forma redondeada. Incluso pueden causar dolor.

Por este motivo, es importante que un médico con experiencia en las enfermedades de los senos examine cualquier masa o protuberancia nueva, o cualquier cambio en los senos.

Otros posibles síntomas del cáncer de seno incluyen:

  • Hinchazón de parte o de todo el seno (aunque no se sienta una protuberancia definida) 
  • Irritación o hendiduras en la piel 
  • Dolor en el seno o en el pezón 
  • Retracción (contracción) de los pezones
  • Enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno o del pezón 
  • Secreción del pezón que no sea leche materna

Signos que no puedes ignorar

Algunas veces un cáncer de seno se puede propagar a los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de la clavícula y causar una protuberancia o inflamación ahí, aun antes de que el tumor original en el tejido del seno sea lo suficientemente grande como para poderlo palpar. 

Un médico debe examinar también los ganglios linfáticos inflamados.

Otras señales que no debes ignorar son: pérdida de peso inexplicable, cansancio, sangrado o hemorragias anormales, alteración en la piel, picazón en los senos, enrojecimiento, úlceras, cambios de color, hundimiento del pezón, cambios en el tamaño de las mamas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud de las estrellas a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad