Cuidado con el uso de hormonas biomédicas durante la menopausia

Cuidado con el uso de hormonas biomédicas durante la menopausia
La Sociedad Internacional de Menopausia establece que no existen razones médicas o científicas para recomendar hormonas bioidénticas no registradas, | Foto: GETTY IMAGES

Las hormonas bioidénticas son compuestos químicos derivados de la soya o del tubérculo llamado yam y que son similares estructuralmente a las hormonas endógenas. 

¿Qué tan efectivas pueden ser para disminuir síntomas que se presentan en la menopausia?

Actualmente con el uso de internet tenemos acceso a mucha información, en este caso en particular a información médica la cual puede ser errónea o mal interpretada en muchas situaciones. 

Así como a la difusión de diferentes “productos milagro” que muchos de ellos podrían ser dañinos para la salud o ciertos productos que con una adecuada investigación y evidencia clínica realmente podrían ser una terapia efectiva para resolver diferentes problemas médicos.

La elaboración de un medicamento requiere de muchos años de investigación y aprobación por diferentes organizaciones internacionales que hacen que estos medicamentos sean seguros y que tengan una efectividad mostrada. 

La menopausia produce un conjunto de síntomas derivados por una baja importante de estrógenos en el organismo, por lo que su tratamiento se basa en medicamentos que están formulados con compuestos de estrógenos (Terapia de reemplazo hormonal), sin embargo como todo medicamento tiene sus efectos secundarios y deben de ser monitorizados y prescritos por un ginecólogo o endocrinólogo. 

Dentro de los efectos potenciales adversos graves que se pueden presentar por un mal uso, o uso prolongado de estos medicamentos se encuentran: Riesgo aumentado de padecer cáncer de mama y de endometrio, tromboembolismo venoso, eventos coronarios y accidentes vasculares.

¿Qué son las hormonas bioidénticas?

En este caso las llamadas hormonas bioidénticas, término que hace referencia por definición a compuestos químicos derivados de la soya o del tubérculo llamado yam y que son similares estructuralmente a las hormonas endógenas.

Estos medicamentos al no requerir de receta médica son utilizados por los pacientes y son automedicados. Sin saber de los riesgos reales que esto puede conllevar, por tener la falsa idea con la que son promovidos de que son seguros, naturales y eficaces sin ningún efecto secundario, lo cual es falso.

Diferentes organizaciones internacionales como la OMS (Organización Mundial de la Salud, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en sus siglas en inglés) y la sociedad de Endocrinología no ha aprobado a una gran cantidad de hormonas bioidénticas que se encuentran en venta por problemas de dosis y pureza.

La Sociedad Internacional de Menopausia establece que no existen razones médicas o científicas para recomendar hormonas bioidénticas no registradas, así como tampoco existen estudios adecuados sobre los preparados hormonales personalizados y que la medición de niveles hormonales en saliva no tiene utilidad clínica.

Antes de tomar hormonas bioidénticas pregunta a tu ginecólogo

Por lo tanto, antes de usar alguno de estos productos, es recomendable que acudas con tu ginecólogo para valorar los riesgos y beneficios de una terapia de reemplazo hormonal en caso de que presente los síntomas molestos de la menopausia, ya que la terapia alternativa con hormonas bioidénticas no es inocua y no es recomendable usar medicamentos sin prescripción médica.

Comparte tu opinión