Cómo prevenir los “ataques de gota” provocados por ácido úrico

Cómo prevenir los “ataques de gota”  provocados por ácido úrico
Un ataque de gota puede ocurrir repentinamente, al caminar o hasta durmiendo pudiendo despertar por un fuerte dolor en tu dedo gordo que sentirás muy caliente e hinchado, entre otros síntomas. | Foto: GETTY IMAGES

Probablemente conoces a alguien cercano o tu mismo que padece de “gota” que es una forma de artritis. Se caracteriza por tener ataques severos de dolor, hinchazón, enrojecimiento de las articulaciones, con frecuencia se afectan los dedos gordos de los pies. 

Una serie de medidas podría evitar esos molestos “ataques”, como son mantenerte en tu peso, beber mucha agua, evitar carnes rojas y bebidas alcohólicas, entre otras.

¿Qué es lo que causa la gota?

La gotaa ocurre cuando los cristales de urato se acumulan en alguna articulación, causando inflamación e intenso dolor que es lo que se conoce como “ataque de gota”. Los cristales de urato pueden formarse cuando tienes altos niveles de ácido úrico en tu sangre.  

Generalmente tu cuerpo produce ácido úrico a partir de las purinas que normalmente se encuentran en tu cuerpo. Así mismo las purinas las encuentras en algunos alimentos como la carne, vísceras y mariscos. 

Otros alimentos también promueven los niveles altos de ácido úrico, como son las bebidas alcohólicas, especialmente la cerveza y bebidas endulzadas con fructosa.

Normalmente el proceso es que el ácido úrico se disuelve en la sangre y pasa a través de los riñones hacia la orina. Sin embargo si tu cuerpo produce mucho ácido úrico o tus riñones eliminan muy poco, podrían formarse cristales de urato y una articulación o tejido cercano podrían causar dolor, inflamación e hinchazón.

Un ataque de gota puede ocurrir repentinamente, al caminar o hasta durmiendo pudiendo despertar por un fuerte dolor en tu dedo gordo que sentirás muy caliente e hinchado, entre los síntomas están:

-Intenso dolor de articulaciones. Podría manifestarse en cualquier articulación, sin embargo es más común en los dedos gordos de los pies, tobillos, codos, rodillas, dedos, muñecas de las manos, entre otras. La intensidad del dolor suele ser más fuerte entre las primeras 4 a 12 horas desde que comienza.

-Inflamación y enrojecimiento del área. La articulación afectada tiende a hincharse, ponerse caliente y roja.

-Molestia persistente. Después de los fuertes episodios de dolor, algunas articulaciones podrían tardar algunos días o hasta semana en desinflamarse. Los ataques posteriores tienden a ser más largos y afectar más articulaciones.

-Rango de movimiento limitado. Mientras la gota progresa, podrás sentir inmovilizadas algunas articulaciones.

¿Cómo prevenir esos molestos ataques de ácido úrico?

Realiza diariamente los siguientes cuidados:

-Cuida lo que bebes: -Bebe muchos líquidos, en especial agua. Evita las bebidas azucaradas altas en jarabe de maíz alto en fructosa, presente en sodas y jugos de fruta industrializados. Limita o evita las bebidas alcohólicas, en especial cerveza.

-Selecciona tus proteínas: Consume lácteos bajas en grasa. Limita tu consumo de pescado y pollo. Evita la carne roja y condimentos con concentrados de carne y los mariscos.   

-Mantén un peso adecuado: Si tienes sobrepeso u obesidad. Bajar de peso en forma gradual puede ayudarte a disminuir los niveles de ácido úrico en tu cuerpo. Evita el ayuno o pérdidas rápidas de peso ya que esto puede aumentar los niveles de ácido úrico.  

Ten en cuenta:

-Ciertas enfermedades. La presión arterial alta, diabetes, síndrome metabólico, enfermedades del corazón y de los riñones pueden propiciar que se eleven los niveles de ácido úrico. Para un buen control y manejo acude periódicamente con tu médico.

-Algunos Medicamentos podrían incrementar el ácido úrico, sólo toma los prescritos por tu médico.

Ya que las personas que tienen gota están predispuestas a tener complicaciones, entre ellas piedras en el riñón es importante acudir con tu médico para un seguimiento y tratamiento oportuno. 

Lee más en:

¿Qué es la gota?                                                                                                            Una dieta adecuada reduce frecuencia de ataques de gota

La gota o artritis con dolor intenso

Comparte tu opinión