¿Cómo saber si mi pelvis es apta para un parto?

¿Cómo saber si mi pelvis es apta para un parto?
Si la pelvis es demasiado estrecha o el bebé demasiado grande para poder nacer por vía vaginal, a esto se le denomina desproporción cefalopélvica por lo cual se debe de realizar una cesárea. | Foto: ISTOCK

Durante el control prenatal una etapa importante que se debe de tener en cuenta y planear es la etapa final que consiste en la mejor forma de resolución del embarazo, ya sea parto o cesárea y el lugar idóneo en donde se debe realizar.

Ya que dependiendo de diferentes circunstancias y condiciones de la madre y/o del feto puede requerir de la atención en un segundo nivel o tercer nivel de atención.

Existen múltiples causas por las cuales se puede predecir si va a ser cesárea o parto, por ejemplo: si el bebé viene en una mala posición ya sea sentado o transverso, la mejor forma de resolución del embarazo será la cesárea.

Tamaño y peso del bebé

Así mismo cuando un bebé es macrosómico (un peso mayor de 4000 kg) existe un riesgo de complicaciones durante el parto tales como fractura de clavícula secundario a una distocia de hombros.

Se debe valorar también, el peso del bebé a través de un estudio ultrasonográfico el cual establece a través de ciertas mediciones antropométricas del mismo su peso y se debe de realizar una correlación para establecer si la pelvis es adecuada y si el producto no es muy grande para que pueda nacer por parto.

Tu gineco-obstetra será la única persona calificada para poder determinar si tienen las condiciones necesarias tanto tu bebé y tú para un parto natural y esto se lleva a cabo a través de la clínica con una exploración ginecológica adecuada.

Tipo de pelvis

Se debe establecer qué tipo de pelvis tienes ya que existen 4 tipos: platipeloide, antropoide, androide y ginecoide.

Siendo la ginecoide la pelvis más apta para poder tener un parto por vía vaginal y es la que la mayoría de las mujeres tiene.

Esto se realiza a través de ciertas mediciones que se realizan a la pelvis (pelvimetría), por medio de una exploración ginecológica (tacto genital).

Así mismo se identifican puntos específicos de la pelvis por las cuales tendrá que pasar el bebé. Los cuales deben ser lo suficientemente amplios para que pase el feto a través de ellos por medio de un conjunto de movimientos armónicos y bien establecidos para lograr que se lleve a cabo el nacimiento del bebé.

En el caso de que la pelvis sea demasiado estrecha o el bebé demasiado grande para poder nacer por vía vaginal, a esto se le denomina desproporción cefalopélvica por lo cual se debe de realizar una cesárea.

Esto es importante para que puedan planear los tiempos, las distancias, programar la cirugía o la atención del trabajo de parto en un hospital que cuente con todos los servicios y especialistas necesarios para una adecuada atención del parto o cesárea.

Comparte tu opinión