Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Niños hiperactivos

Niños hiperactivos

La hiperactividad infantil es un trastorno de conducta resultado de una cantidad insuficiente de uno o más de los químicos del sistema nervioso responsables de la concentración y atención. El niño no para, no pone atención y se frustra fácilmente. Los síntomas siempre aparecen antes de los 7 años. Aunque es una condición que requiere de cuidados médicos, la tradición popular ofrece estos remedios que te pueden servir de ayuda.

La estimulación es la clave:

  • Dale al niño mucha estructura y organización, esto los tranquiliza.
  • Debido al déficit de atención, es recomendable recordarle al niño varias veces lo que tiene que hacer.
  • Estimula la responsabilidad fijándole tareas desde una edad temprana.
  • Dale avena para estimular su sistema nervioso.
  • Té de manzanilla y limón ayudará a calmar la ansiedad.
  • Dale masajes con aceite de lavanda o manzanilla o añade unas gotas de este al baño, así se disminuirá la ansiedad y lo relajará.
  • Incluye una buena cantidad de vitamina C (cítricos, brócoli, frutas y verduras frescas), B (lácteos, huevo, carne, granos integrales, vegetales de hoja verde) y zinc (carne, hongos, ostras, huevo, levadura de cerveza) en la dieta.

Comparte tu opinión