¿Cómo puedo quitarme el hipo?

¿Cómo puedo quitarme el hipo?
Puede durar minutos, días, semanas o meses. | Foto: ISTOCK

El hipo es un movimiento involuntario (espasmo) del diafragma, el músculo que se encuentra en la base de los pulmones. El espasmo es seguido de un cierre rápido de las cuerdas vocales, lo que produce un sonido característico.

A menudo, el hipo comienza sin razón aparente. Con frecuencia suele desaparecer después de algunos minutos, pero en pocas ocasiones, el hipo puede durar días, semanas o meses; es más común y normal en los recién nacidos y en bebés.

Las causas pueden incluir: cirugía abdominal, enfermedad o trastorno que irrita los nervios que controlan el diafragma (pleuresía o neumonía), alimentos o líquidos picantes o condimentados, emanaciones nocivas en un ambiente, accidente cerebrovascular (ACV) o un tumor que afecta al cerebro. Pero también es posible que no haya una causa obvia para el hipo.

¿Cómo puedo quitármelo? 

No existe una forma segura de detener el hipo, pero existen muchas sugerencias comunes que se pueden intentar, según aconseja la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

• Respirar reiteradamente dentro de una bolsa de papel.
• Tomar un vaso de agua fría.
• Comer una cucharadita (4 gr) de azúcar.
• Contener la respiración.

¿Cuándo debo ver a un profesional médico?

Contacta a tu proveedor de atención médica si el hipo continúa por más de unos cuantos días.

Si necesitas ver a tu proveedor debido al hipo, te harán un examen físico y algunas preguntas sobre el problema. Éstas pueden ser sobre la frecuencia del hipo, la duración de los episodios, el tipo de alimentos que has consumido, si has estado expuesto a emanaciones de humo, y qué remedios caseros has intentado probar para quitarte el problema, y lo más importante: si el hipo está acompañado de otros problemas. 

Para tratar el hipo que no desaparece, el médico puede realizar un masaje del seno carotideo en el cuello o un lavado gástrico. NO intentes realizar el masaje carotideo por tu cuenta: esto lo debe hacer un profesional.

Si el hipo continúa, algunos medicamentos pueden ayudar, o el médico puede indicar la introducción de una sonda nasogástrica.

En muy pocas ocasiones, si los medicamentos u otros métodos no funcionan, se puede intentar un tratamiento como el bloqueo del nervio frénico, el nervio que controla el diafragma.

Comparte tu opinión