SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

¿Es un mito la obesidad metabólicamente sana?

Por Lorena Ponce de León -

Las personas que tienen sobrepeso u obesidad presentan riesgo de enfermedades del corazón, incluso si parecen médicamente saludables, señala un estudio británico publicado en el European Heart Journal.

Los investigadores estudiaron datos sobre la salud de más de medio millón de personas en 10 países europeos, incluido el Reino Unido. Parámetros como la presión arterial normal, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre no eran garantía de buena salud del corazón entre las personas obesas, señalaron los investigadores.

"Nuestros hallazgos sugieren que si un paciente tiene sobrepeso u obesidad, todos los esfuerzos deben orientarse para ayudarles a recuperar un peso saludable, independientemente de otros factores", dijo la coautora del estudio, Camille Lassale, de la Escuela de Salud Pública del College London's School.

 Obesidad metabólicamente sana

Las personas con obesidad metabólicamente sana (ObMS) son subgrupo dentro del punto de corte del índice de masa corporal (IMC) para obesidad, pero se las considera como metabólicamente sanas porque se piensa que carecen de otros factores de riesgo cardiovascular y por lo tanto, supuestamente, su riesgo de morbimortalidad cardiovascular es inferior al del resto de los obesos. El término obesidad metabólicamente sana implica que las personas con este fenotipo no tendrían mayor riesgo cardiovascular que las no obesas.

"Creo que ya no existe este concepto de obesidad sana", sugirió la coautora del estudio Ioanna Tzoulaki. "En todo caso, nuestro estudio muestra que las personas con exceso de peso que podrían ser clasificados como ‘sanas’  todavía no han desarrollado un perfil metabólico malsano, que viene más tarde con el tiempo, entonces pueden presentar un ataque al corazón".

 Mayor riesgo

Después de un período de seguimiento de más de 12 años, 7,637 de las personas en el estudio habían desarrollado enfermedad cardíaca.

El peso parecía ser un factor de riesgo. Las personas que tenían sobrepeso u obesidad, pero tenían una presión arterial sana, como también niveles normales de azúcar en la sangre y colesterol, presentaron aproximadamente un 28% más de probabilidades de desarrollar enfermedad cardíaca que los individuos con lecturas similares y un peso corporal saludable.

Ser obeso y "metabolicamente no saludable", además de tener presión arterial alta, colesterol y azúcar en la sangre, elevaba aún más el riesgo.

Según los investigadores, el exceso de peso en sí puede no aumentar el riesgo de enfermedades del corazón directamente, sino más bien a través de mecanismos que actúan con el transcurso del tiempo, como el aumento de la presión arterial y la glucosa alta.

Metin Avkiran, de la Fundación Británica del Corazón, que financió parcialmente la investigación, dijo en un comunicado de prensa: "El mensaje para llevar a casa aquí es que mantener un peso corporal saludable es un paso clave para mantener un corazón sano".

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad