El ácido de la cebolla ¿daña los ojos?

El ácido de la cebolla ¿daña los ojos?
Aunque es molesto, el ácido que liberan no daña los ojos. | Foto: ISTOCK

Si bien las cebollas dan a las comidas un excelente sabor y contienen nutrientes valiosos, los compuestos que las hacen tan agradables también pueden hacernos llorar. 

Estos vegetales usan el azufre del suelo para crear sulfóxidos de aminoácidos, compuestos que rápidamente se convierten en un gas. Cuando se abre una cebolla, ésta libera los sulfóxidos y enzimas, que reaccionan y crean un gas llamado syn-propanotial-S-óxido. 

¿Por qué nos hacen llorar? Un oftalmólogo lo explica: “Dado que las cebollas crecen bajo tierra, este gas ayuda a disuadir a los bichos que quieren alimentarse con ellas. Pero el gas también es lo que provoca que los ojos lagrimeen cuando se cortan”, dijo el Dr. Robert Rosa Jr., oftalmólogo del Colegio de Medicina Texas A&M. 

“Los ojos tienen un conjunto de nervios que detectan cualquier cosa que es potencialmente dañina para ellos, y reaccionan al gas que se forma, e intentan expulsarlo con las lágrimas", explicó Rosa.

Las cebollas blancas, amarillas y rojas tienen concentraciones altas de la enzima necesaria para crear este gas, mientas que las cebollas dulces, las verdes y las cebolletas tienen unas concentraciones más bajas. Por otro lado, algunas personas son más sensibles que otras a esta reacción, dijo el especialista.

Es una molestia pasajera

Los compuestos sulfúricos que se liberan al ambiente al cortar o picar las cebollas, realmente afecta los ojos, pero no los dañan. 

El ácido de las cebollas no supone ninguna amenaza seria para su salud visual. "Cortar cebollas puede provocar algo de ardor e irritación y algunas lágrimas. Aparte de eso, es bastante seguro para los ojos. Es una sensación temporal sin efectos a largo plazo conocidos, ni empeora ninguna afección existente, como la conjuntivitis, por ejemplo", afirmó Rosa. 

Para ayudar a limpiar y eliminar las sustancias irritantes de las cebollas, las glándulas lagrimales se activan produciendo un repentino flujo de lágrimas. Pero si se siguen estos consejos -brindados por la Asociación Americana de Oftalmología- podrán detenerse las lágrimas:

1. Enciende el extractor

Cuando vayas a cortar cebollas, el extractor en funcionamiento quitará el olor y evitará las lágrimas.

2. Enfría o congela las cebollas antes de cortarlas

El aire caliente ayuda a que se liberen al ambiente los compuestos irritantes de las cebollas. Reducir la temperatura puede ayudar a disminuir la cantidad de químicos generadores de lágrimas que salen de la cebolla y afectan los ojos.

3. Usa anteojos protectores

Sí, hay anteojos protectores para pelar cebollas y a muchos les dan resultado. Se encuentran en almacenes especializados en utensilios de cocina y artículos para el hogar.

4. Consigue cebollas frescas (o dulces)

Las cebollas de primavera son frescas y hay variedades de cebollas dulces como la Vidalia, que supuestamente producen menos lágrimas. Procurar utilizar cebollas frescas durante la primavera y el verano, y cambia a cebollas dulces durante el otoño y el invierno para evitar que te hagan llorar.

Más para leer sobre la cebolla

Comparte tu opinión