La obesidad infantil vuelve a crecer en Estados Unidos

La obesidad infantil vuelve a crecer en Estados Unidos
El mayor aumento en las tasas de obesidad se observó en niños 2 a 5 años | Foto: ISTOCK

Los informes de principios de década parecían sugerir que la obesidad infantil en EE. UU. estaba en descenso y los investigadores esperaban que esta tendencia continuara. Sin embargo, un nuevo estudio encontró que la obesidad entre los niños estadounidenses sigue en aumento, y que en el grupo entre los 2 y 5 años se ve el incremento más drástico.

La obesidad es más alta en los niños afroamericanos e hispanos y, según el estudio publicado la revista Pediatrics, casi la mitad de todos los niños hispanos tienen sobrepeso u obesidad.

"Hace algunos años, había alguna evidencia prometedora de que las tasas de obesidad podrían estar disminuyendo para los niños en edad preescolar. Desafortunadamente, nuestros datos, que miran al mismo grupo de edad, muestran que esta disminución parece que ahora se está revertiendo", dijo Asheley Skinner, profesora asociada de servicios de salud en la Universidad de Duke y líder del análisis.

El nuevo estudio utilizó datos sobre las tasas de obesidad en los Estados Unidos, entre 1999 y 2016, de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El porcentaje de niños obesos aumentó del 14% en 1999 al 18.5% en 2015 y 2016, mientras que las adolescentes de 16 a 19 años vieron un aumento considerable en las tasas de obesidad de 2015 a 2016. Sin embargo, el mayor aumento se observó en niños 2 a 5 años donde las tasas pasaron del 9% al 14%, que es el más alto desde 1999.

Skinner destacó al grupo más joven como una de las principales causas de preocupación porque "cuando la obesidad comienza más joven, la mayoría de estos niños continúan siendo obesos durante la niñez y hasta la adultez".

Más del triple

En Estados Unidos, el porcentaje de niños y adolescentes afectados por la obesidad aumentó más del triple desde la década de 1970. Los datos de 2015-2016 muestran que casi 1 de cada 5 niños y jóvenes en edad escolar (de 6 a 19 años) en el país son obesos.

La obesidad se define como tener un exceso de grasa corporal. El índice de masa corporal (IMC) es una herramienta de detección ampliamente utilizada para medir la obesidad. Los CDC recomiendan que los profesionales de la salud usen el percentil IMC para medir a niños y jóvenes de 2 a 20 años.

La obesidad puede aumentar el riesgo de diabetes, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, artritis e incluso algunos cánceres.

"Hemos sabido de esta epidemia de obesidad infantil, y hemos invertido dinero en investigación y políticas de salud pública, durante al menos 20 años. Y a pesar de eso, parece que no estamos haciendo una gran mella en la situación. Necesitamos duplicar nuestros esfuerzos y descubrir qué va a funcionar o la salud de nuestra generación futura está realmente en peligro ", declaró la doctora  Sarah Armstrong, profesora asociada de pediatría en Duke y coloboradora del estudio.

Comparte tu opinión