Una explicación de por qué los bostezos son contagiosos

Una explicación de por qué los bostezos son contagiosos
El hecho de contagiarse el bostezo de otra persona se relaciona con la empatía. | Foto: GETTY IMAGES

Todos nos hemos "contagiado" de los bostezos de otra persona, pero el motivo de que esto suceda no está claro, según una psicóloga que ha investigado esta conducta.

"En resumen, no sabemos por qué los bostezos son contagiosos", señaló Meredith Williamson, profesora clínica asistente en el Colegio de Medicina Texas A&M. "Los investigadores pensaban que bostezar solo señalaba una necesidad de sueño, pero ahora creemos que puede comunicar un cambio en la alerta o el aburrimiento".

Una teoría es que los bostezos contagiosos se relacionan con la empatía, y que las personas con unos niveles más altos de empatía bostezan con más frecuencia cuando otro bosteza, en comparación con las personas con unos niveles más bajos de empatía o las que tienen un trastorno mental.

"Los investigadores han visto que los bostezos quizá no sean igual de contagiosos en las personas con autismo o esquizofrenia", apuntó Williamson en un comunicado de prensa de la universidad. "Se está realizando más investigación para investigar la causa de esto".

También anotó que los niños menores de 4 años y los adultos mayores son menos propensos a bostezar en respuesta a que otra persona bostece.

Bostezar podría ser una forma de comunicación no oral, pero no es exclusivo de las personas, añadió Williamson. Algunas especies de primates y caninos bostezan en respuesta a los bostezos de otros, y los perros incluso bostezan después de que una persona lo hace.

Bostezar es "multifactorial. Podría ser en parte una forma innata de comunicación, o podría relacionarse con la empatía, o un poco de ambas cosas en combinación con otros factores", sugirió.

Más información

La Biblioteca del Congreso ofrece más información sobre los bostezos.

Comparte tu opinión