Por qué el remdesivir podría ser una buena opción contra el COVID-19

Por qué el remdesivir podría ser una buena opción contra el COVID-19
El remdesivir podría "engañar" al COVID-19 al imitar a sus elementos básicos. | Foto: GETTY IMAGES

Una nueva investigación aclara por qué el remdesivir, un medicamento experimental, podría convertirse en el arma más poderosa en la lucha contra el nuevo coronavirus (COVID-19). Según detallaron los expertos, sería altamente efectivo contra una enzima que tiene un rol esencial en la propagación del virus.

Fabricado por Gilead Sciences, el remdesivir se desarrolló originalmente para combatir a la epidemia del virus de ébola que asoló a varios países africanos entre 2013 y 2016. Actualmente es uno de los fármacos más utilizados en ensayos de tratamiento para el nuevo coronavirus.

La investigación con animales muestra que el remdesivir es activo contra los coronavirus que provocaron el síndrome respiratorio agudo y severo (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).

La investigación más reciente, publicada en Journal of Biological Chemistry, explicó cómo el remdesivir funciona contra el nuevo coronavirus. "Es un inhibidor muy potente de las polimerasas del coronavirus. Si uno se dirige a las polimerasas, el virus no puede propagarse, así que es un objetivo muy lógico del tratamiento", explicó el autor del estudio, Matthias Götte, presidente de microbiología e inmunología médicas de la Universidad de Alberta, en Canadá.

Según los investigadores, el remdesivir "engaña" al coronavirus al imitar a sus elementos básicos. "Esas polimerasas del coronavirus son descuidadas y se dejan engañar, de forma que el inhibidor se incorpora varias veces en el virus y el virus ya no puede replicarse", explicó Götte.

El experto señaló que las evidencias de este estudio y de investigaciones anteriores con animales y cultivos celulares mostraron que el remdesivir se puede clasificar como un "antiviral de acción directa" contra el nuevo coronavirus. Esto refuerza el potencial de los ensayos clínicos que se están realizando en todo el mundo con remdesivir en personas con COVID-19.

Son necesarios más estudios

Aunque las evidencias provistas por los estudios de laboratorio justifican la realización de los ensayos clínicos, esos resultados no pueden predecir cómo el remdesivir funcionará en pacientes humanos, advirtió Götte. Y agregó: "Debemos ser pacientes y esperar los resultados de los ensayos clínicos aleatorios".

En febrero, el laboratorio de Götte publicó un estudio que mostraba cómo el remdesivir funcionaba contra el virus del MERS, que está relacionado con el coronavirus que provoca el COVID-19, llamado SARS-CoV-2.

"Sentíamos optimismo respecto a que veríamos el mismo resultado contra el virus SARS-CoV-2. Obtuvimos unos resultados casi idénticos que los que reportamos anteriormente con el MERS, así que observamos que el remdesivir es un inhibidor muy potente de las polimerasas del coronavirus", afirmó.

Este medicamento es uno de muchos tratamientos que actualmente los investigadores estudian para combatir al COVID-19. Otros que se destacan son los antivirales y fármacos que se dirigen a la inflamación de los pulmones, el plasma de convaleciente, es decir, el uso del plasma de personas que se recuperaron para aprovechar los anticuerpos que generaron e inyectarlos en pacientes graves, o el uso de hidroxicloroquina y cloroquina, dos antimaláricos que generaron mucha polémica por la escasa evidencia que los respaldaba.

Mientras tanto, los especialistas coinciden en que la prevención sigue siendo la mejor manera de controlar esta pandemia: lavando las manos con agua y jabón regularmente, desinfectando superficies de uso común, y cumpliendo con el distanciamiento social.

Comparte tu opinión