SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Perder solamente 1 hora de sueño podría duplicar el riesgo de accidente de los conductores

Dormir demasiado poco podría ser igual que beber alcohol con respecto a la discapacidad que produce al volante, advierte un grupo de seguridad del tráfico

Dormir demasiado poco podría ser igual que beber alcohol con respecto a la discapacidad que produce al volante, advierte un grupo de seguridad del tráfico

MARTES, 6 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- Perder solamente una hora o dos de sueño en la noche casi duplica las probabilidades de tener un accidente de coche al día siguiente, sugiere un nuevo informe.

Y ponerse al volante después de haber dormido solamente 4 o 5 horas cuadruplica ese riesgo. Eso es comparable con conducir con una concentración de alcohol en la sangre a la que se considera que uno está ebrio legalmente, advirtió la AAA Foundation for Traffic Safety.

"Se trata del primer estudio que realmente cuantifica la relación entre la falta de sueño y el riesgo de tener un accidente con un vehículo con motor", dijo el autor del informe, Brian Tefft, que añadió que el riesgo de conducir con falta de sueño se ha "subestimado y menospreciado" desde hace mucho tiempo.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Autopistas (NHTSA) de EE. UU. reconoce el problema y pronto publicará una estrategia a nivel nacional para combatir la conducción somnolienta, dijo Bryan Thomas, director de comunicaciones de la agencia federal.

"No todo el mundo conduce cuando ha bebido o envía o lee mensajes de texto mientras conduce, pero todo el mundo se cansa", dijo Thomas. "Y con demasiada frecuencia, los conductores se están poniendo a sí mismos y a los demás en riesgo por ponerse al volante sin haber dormido lo que necesitan".

Las organizaciones nacionales que estudian el sueño recomiendan que los adultos con un buen estado de salud duerman entre 7 y 9 horas cada noche. Los adolescentes, los adultos jóvenes y las personas que se recuperan de un déficit de sueño quizá necesiten dormir incluso más, según el informe.

La falta de sueño ralentiza los tiempos de reacción, reduce la precisión de la respuesta y lleva a periodos largos de falta de atención, advirtió la fundación.

Tiene sentido que el rendimiento de los conductores con somnolencia esté alterado, dijo Tefft. "Pero antes de este estudio, no teníamos evidencias en el mundo real de la magnitud del aumento del riesgo de accidente relacionado con el grado de privación aguda del sueño", explicó.

Para realizar el informe, que fue publicado el martes, la AAA Foundation for Traffic Safety examinó los datos de una encuesta de la NHTSA.

La encuesta consistía en una muestra representativa de casi 4,600 accidentes reportados a la policía desde julio de 2005 hasta diciembre de 2007. En estos accidentes había al menos un vehículo que tuvo que ser retirado con un remolque de la escena del accidente y se produjo el envío de personal médico de emergencias.

Los investigadores especialmente entrenados en la escena evaluaron factores que contribuyeron al accidente además de las rutinas de sueño de los conductores, los cambios en el horario de sueño y la cantidad de tiempo que habían dormido en las 24 horas antes del accidente.

La fundación estimó el riesgo de sufrir un accidente para una cantidad dada de sueño frente a las 7 horas recomendadas de sueño o más. Compararon el sueño de los conductores cuyas acciones o errores contribuyeron a los accidentes con el de los conductores que sufrieron accidentes que no se debían a sus propios errores.

El riesgo de accidente de los conductores con falta de sueño aumentó de forma constante a medida que dormían menos horas, en comparación con los conductores que dormían 7 horas o más, según el estudio.

Los conductores con 4 o menos horas de sueño tienen 11.5 veces más probabilidades de estar involucrados en un accidente que los que han descansado bien, encontraron los investigadores.

Los autores del estudio afirmaron que el déficit de sueño al conducir equivalía a tener un nivel de alcohol en la sangre de entre 0.12 y 0.15. En la mayoría de los estados, se considera que un nivel de alcohol en la sangre de a partir de 0.08 es un estado de ebriedad legal.

Los conductores que contribuyeron a los accidentes tenían más probabilidades de reportar que habían dormido menos de lo habitual en las 24 horas anteriores al accidente. También eran más propensos a haber alterado su horario de sueño en los últimos 7 días.

Los conductores más jóvenes y los de más edad eran los que más culpa tenían de estos accidentes relacionados con conducir en un estado somnoliento. Por el contrario, la mayoría de los conductores que no contribuyeron a los accidentes estaban en la mediana edad, según el informe.

Jake Nelson, director de seguridad e investigación sobre el tráfico de la AAA, la organización sin ánimo de lucro de asistencia y servicios en la carretera, anima a las personas a tener un horario de sueño adecuado para protegerse a sí mismos y a sus seres queridos.

"A menudo dormir tiene una baja prioridad en nuestra lista", dijo. "Pero priorizamos el proveer y asegurarnos de la seguridad de nuestras familias, dos tareas importantes que no podemos hacer si estamos lesionados o si fallecemos a consecuencia de habernos dormido al volante".

Más información

Para obtener algunos consejos para dormir, visite la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad