Médicos recetaban opioides a cambio de dinero y sexo

Médicos recetaban opioides a cambio de dinero y sexo
Unas 130 personas mueren cada día en los Estados Unidos por sobredosis de opioides, según datos de los CDC. | Foto: ISTOCK

Otra página oscura en la historia de la epidemia de opioides. Esta vez, los que tenían que ayudar a prevenir las adicciones y las sobredosis, eran los que las promovían. El miércoles 17 de abril, autoridades federales de los Estados Unidos arrestaron a, entre otros, 31 médicos, siete farmacéuticos, ocho enfermeras y otros ocho profesionales de salud por generar más de 350,000 recetas ilegales, un total de más de 32 millones de píldoras. 

También se detuvo a un dentista que extraía innecesariamente dientes y muelas a sus pacientes con el solo fin de recetarles estos medicamentos contra el dolor.

Los arrestos ocurrieron en cinco estados: Kentucky, Ohio, Tennessee, Alabama y West Virginia (este último estado es en donde la epidemia de opioides ha golpeado particularmente fuerte).

Esta red de profesionales de salud recetaba opioides a cambio de cash y favores sexuales. Algunos médicos operaban farmacias en sus mismos consultorios, y otros les daban a sus pacientes recetas para múltiples farmacias.

Este delito ocurre en medio de una de las epidemias más graves que vive los Estados Unidos.

Según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC):

  • De 1999 a 2017 más de 700,000 personas han muerto en el país a causa de una sobredosis de drogas.

  • Cerca del 68% de las más de 70,200 muertes por sobredosis de drogas en 2017 involucraron el consumo de opioides.
  • Las muertes por sobredosis de opioides en 2017 fueron seis veces más altas que en 1999.
  • En promedio, 130 personas en los Estados Unidos mueren cada día por una sobredosis de opioides.

En esta nueva causa, abierta en una corte de Cincinnati, al menos un médico recibirá cargos por una muerte relacionada con una receta ilegal de opioides.

No es la primera vez que ocurre un arresto masivo que involucre a los opioides.

Desde hace dos años, el Departamento de Justicia ha comenzado a investigar a médicos, fabricantes y distribuidores de medicamentos contra el dolor, por su rol en el avance de la epidemia.

El año pasado, el departamento acusó a 162 individuos, incluidos 76 médicos, por sus funciones en la prescripción y distribución de opioides y otros narcóticos peligrosos.

Y la sociedad también ha reaccionado. Más de 1,500 condados y ciudades —y naciones nativas americanas— están demandando a farmacéuticas por su papel en el comienzo y desarrollo de la epidemia de opioides. Un caso que, según expertos, es de los más complejos con los que se ha enfrentado el sistema judicial del país.

Fuentes: CDC, The Washington Post, STAT, Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Más sobre la epidemia de opioides:

Comparte tu opinión