Los primeros auxilios para tratar las cortadas, los rasguños y las heridas punzantes

Los primeros auxilios para tratar las cortadas, los rasguños y las heridas punzantes
| Foto: GETTY IMAGES

La primavera y el verano hacen que muchas personas salgan a disfrutar del buen tiempo al aire libre, pero los expertos señalan que también provocan un aumento en las cortadas, los rasguños y las heridas punzantes.

Con frecuencia, unos sencillos primeros auxilios son suficientes para tratar las cortadas y rasguños provocados por las actividades al aire libre. El Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians) ofrece los siguientes consejos para tratar una herida menor:

  • Lávese las manos concienzudamente con jabón y agua caliente, o use un limpiador antibacteriano.
  • Aplique presión directa con un paño limpio, toalla de papel o trozo de gasa en el área herida para detener el sangrado.
  • Limpie la herida con agua fresca y un jabón suave, y séquela suavemente.
  • Aplique una crema antibiótica a la herida para reducir el riesgo de infección.
  • Cubra la herida con una venda estéril.

"Las cortadas y los rasguños son comunes, de manera que todos deben saber cómo tratarlos", añadió Guerrini. "Un tratamiento adecuado administrado con rapidez puede prevenir la infección, fomentar la sanación, y evitar que una herida leve se convierta en algo grave".

Sin embargo, en algunos casos, la atención médica de emergencia resulta necesaria. Los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. aconsejaron buscar atención de urgencia en los siguientes casos:

  • Heridas que son muy grandes o que sangran copiosamente.
  • Heridas en la cara o cerca del hueso.
  • Lesiones que hacen que las personas pierdan la sensación o la función en el área afectada.
  • Lesiones provocadas por una mordedura humana o animal.
  • Las heridas provocadas por un objeto oxidado.
  • Las heridas en que queden objetos o restos dentro.

También se debe consultar a un médico sobre las heridas que no parezcan estar sanando tras 48 horas, o las lesiones que tienen una apariencia enrojecida, hinchada, llenas de pus o que tienen otras señales de infección.

Los expertos anotaron que vacunarse contra el tétanos puede ayudar a proteger contra una enfermedad grave transmitida por bacterias que infecta al cuerpo a través de las cortadas y las heridas punzantes. Señalaron que la protección contra el tétanos no dura para toda la vida, y los adultos deben ponerse un refuerzo contra el tétanos cada diez años.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más consejos de primeros auxilios para las cortadas y los rasguños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Comparte tu opinión