SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Jabones y champús: Riesgo de una pubertad precoz



La exposición a unas sustancias químicas encontradas en una amplia variedad de productos para el cuidado personal se ha vinculado con una pubertad precoz en las niñas, advierte una nueva investigación.

El problema se centra en unas sustancias específicas, que incluyen a los ftalatos, los parabenos y los fenoles. Se encuentran en una variedad de productos, entre ellos perfumes, jabones, champús, esmalte de uñas, cosméticos, pasta dental, pintalabios, aerosoles para el pelo y cremas para la piel, por solo mencionar algunos.

Esas sustancias "llegan al cuerpo mediante la absorción por la piel, al ser inhalados o al ser ingeridos [por ejemplo en el pintalabios]", explicó la autora del estudio, Kim Harley. "Una vez están en el cuerpo, se metabolizan con bastante rapidez, y [luego] se excretan en la orina".

Harley es directora asociada del Centro de Investigación Ambiental y de la Salud de los Niños de la Universidad de California, en Berkeley.

En cuanto a cómo la exposición de rutina a las sustancias podría afectar a la pubertad, dijo que "se ha mostrado que imitan al estrógeno bajo ciertas condiciones de laboratorio".

De hecho, estudios anteriores con animales han sugerido que la exposición puede descontrolar la cronología de la pubertad, apuntó Harley.

Ahora, su equipo encontró que "mientras más altos son los niveles de las sustancias en los cuerpos de las madres o de las hijas, más temprana es la pubertad" en las chicas. Sin embargo, no se encontró un vínculo de este tipo con la pubertad masculina.

"Nos sorprendió un poco que las asociaciones solo fueran con las chicas y que no vimos gran cosa con los chicos", dijo Harley. "Pero como estas sustancias tienden a ser estrogénicas, tiene sentido que puedan afectar a las chicas".

Para explorar el tema, los investigadores analizaron datos recolectados en un estudio en que se inscribieron mujeres embarazadas entre 1999 y 2000. Las mujeres recibieron análisis sanguíneos en dos ocasiones durante el embarazo, y también se realizaron entrevistas para medir la exposición a las sustancias en cuestión.

Nueve de cada 10 muestras de orina tomadas de las madres embarazadas arrojaron resultados positivos respecto a sustancias que caen en una de las tres clases químicas preocupantes, con unos porcentajes ligeramente más bajos (de más o menos 7 de cada 10) de una sustancia llamada triclosán. El triclosán es un antimicrobiano; la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. prohibió su uso en el jabón en 2017, pero todavía puede encontrarse en algunas pastas dentales, anotaron los investigadores.

En el estudio, los investigadores dieron seguimiento a 338 de los hijos de las mujeres hasta la adolescencia, analizando muestras de orina hasta los 9 años de edad. Entonces, se evaluó regularmente el inicio de la pubertad entre los 9 y los 13 años.

Los investigadores encontraron que por cada duplicación en los niveles de ftalatos en la sangre de una mujer, el desarrollo del vello púbico de su hija comenzó 1.3 meses antes de lo usual.

Una duplicación de los niveles de triclosán en la madre también se vinculó con un inicio del primer periodo de su hija un mes más temprano, encontró el estudio.

También se realizaron análisis sanguíneos de los mismos niños. El grupo de Harley encontró que una duplicación de los niveles de parabenos en las chicas se vinculaba con el inicio un mes antes del desarrollo tanto de los senos como del vello púbico.

Harley enfatizó que los hallazgos "sin ninguna duda no" son una prueba absoluta de que ese tipo de exposición química en realidad provoque una pubertad precoz en las chicas. "Siempre existe la posibilidad de que hubiera factores de confusión que no pudimos controlar, o de que nuestros hallazgos se deban al azar", explicó.

"Dicho esto, nuestros hallazgos son coherentes con lo que sabemos sobre las propiedades de perturbación endocrina de estas sustancias químicas", señaló Harley. "Aunque no estamos listos para decir que la exposición a principios de la vida a estas sustancias provoca una pubertad más temprana en las chicas, tenemos suficientes evidencias como para preocuparnos".

Los hallazgos aparecen en la edición del 4 de diciembre de la revista Human Reproduction.

El estudio tuvo limitaciones

"Los niveles se determinaron en la orina de las madres mediante la medición de una sola muestra en dos momentos durante el embarazo. En los niños, los niveles se determinaron mediante una sola muestra tomada a los 9 años de edad", anotó Linda Loretz, toxicóloga jefa del Consejo de Productos del Cuidado Personal (Personal Care Products Council).

"Los patrones de exposición podrían haber variado en gran medida a lo largo del embarazo en las madres, y entre los 9 y los 13 años de edad entre los chicos y las chicas, de forma que la representatividad de los niveles de exposición se desconoce", añadió.

"Además, dado que los ftalatos, los parabenos y los fenoles se excretan del cuerpo con rapidez, los niveles medidos cambian no solo en meses y años, sino en un solo día, de forma que cualquier medición dada solo refleja un momento específico", apuntó.

Por último, aunque no menos importante, "los investigadores también reconocen que la exposición a otras sustancias ambientales, por ejemplo los pesticidas encontrados durante el trabajo agrícola, podrían también afectar a los resultados", concluyó Loretz.

Pero otra experta comentó que los hallazgos no fueron demasiado sorprendentes.

La Dra. Margaret Cuomo es una radióloga certificada por la junta que fue médica asistente de radiología diagnóstica en el Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York. Dijo que "muchos estudios anteriores han reportado la asociación entre las sustancias que se conocen como 'interruptores endocrinos' y la salud humana".

En cuanto a qué pueden hacer los consumidores, Cuomo sugirió acudir al sitio web de la organización de defensoría Environmental Working Group. Allí podrá "encontrar una lista de productos cuyo uso es relativamente seguro", es decir, productos que están libres de parabenos, ftalatos, triclosán y sustancias similares.

Cuomo también aconsejó elegir limpiadores y detergentes para el hogar que sean "ambientalmente seguros", y optar por alimentos orgánicos cuando sea posible.

"Estados como California y Washington tienen leyes que protegen a los consumidores de las sustancias nocivas en una variedad de productos", añadió. "[Y] Nueva York es el primer estado que obliga a los fabricantes de agentes de limpieza del hogar a divulgar las sustancias nocivas. Con algo de suerte, la iniciativa del estado de Nueva York se ampliará pronto para incluir muchos otros productos del consumidor".

Más información

Para más información sobre la pubertad, visite el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU

     

    INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
    Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

    Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

    ¿Es correcto este email?

    Publicidad