Los genes podrían controlar la dificultad que se tiene para dejar de beber alcohol

Los genes podrían controlar la dificultad que se tiene para dejar de beber alcohol

MARTES, 25 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Cuando renuncian a la bebida, algunos alcohólicos podrían tener unos síntomas de abstinencia más graves que otros. Esa discrepancia podría ser cuestión de genética, afirman unos investigadores.

El equipo de la Universidad de Yale espera que sus hallazgos conduzcan en última instancia a tratamientos que alivien la incomodidad de la "desintoxicación".

Los bebedores empedernidos pueden desarrollar temblores, náuseas, dolores de cabeza, ansiedad y cambios en la presión arterial cuando pasan por la abstinencia alcohólica. En los casos extremos, las personas pueden sufrir convulsiones, explicaron los autores del estudio.

"El alcohol acaba con más vidas en Estados Unidos cada año que los opioides, pero hay pocos tratamientos efectivos para ayudar a las personas que tienen un trastorno por consumo de alcohol", señaló el autor principal del estudio, Andrew Smith, profesor de genética y neurociencia en la Yale.

"Para las personas que experimentan síntomas intensos de abstinencia, esa es otra barrera a la que se tienen que enfrentar mientras intentan reducir un consumo malsano de alcohol", apuntó Smith en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores de la Yale trabajaron con científicos de Dinamarca. Encontraron variantes en el gen SORCS2 vinculadas con la gravedad de la abstinencia alcohólica en personas de ascendencia europea. Más o menos 1 de cada 10 porta las variantes, mostraron los hallazgos.

Los investigadores no encontraron la misma asociación en las personas negras.

Las variantes genéticas identificadas podrían afectar la capacidad de los bebedores empedernidos de ajustarse a la eliminación abrupta del alcohol, apuntaron los autores del estudio.

Según el autor sénior, Joel Gelernter, "una mejor comprensión de los varios genes que probablemente estén implicados en los síntomas de la abstinencia podría en última instancia conducir a nuevos medicamentos para moderar esos síntomas, lo que podría ayudar en la descontinuación del consumo habitual de alcohol".

El estudio recibió financiación de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Se publicó en la edición del 25 de septiembre de la revista Alcoholism: Clinical and Experimental Research.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la abstinencia alcohólica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión