Las tasas de obesidad de los adultos de EE. UU. siguen en aumento

Las tasas de obesidad de los adultos de EE. UU. siguen en aumento

Las tasas de obesidad han seguido aumentando de forma significativa en los adultos estadounidenses, pero lo mismo no ha sucedido en los niños, encuentra un nuevo informe del gobierno.

La obesidad en los adultos aumentó a más o menos un 40 por ciento en 2015-2016, frente a un 34 por ciento en 2007-2008, según investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU. Eso significa que dos de cada cinco adultos se enfrenta actualmente a la obesidad.

Por otra parte, más o menos un 18.5 por ciento de los niños eran obesos en 2015-2016, frente a un 17 por ciento en 2007-2008.

"Es distinto en los adultos y en los niños", apuntó el autor del informe, el Dr. Craig Hales, epidemiólogo médico en los CDC. "Lamentablemente, en los adultos vemos una tendencia continua al aumento. Pero en los jóvenes, vemos que en los últimos 10 años ha habido una estabilización de la tasa de prevalencia de la obesidad y de la obesidad grave".

Un experto en el peso concurrió en que los últimos datos son mixtos.

"Sin duda alguna la obesidad en general sigue siendo una epidemia en EE. UU. Las cifras son tremendas", dijo el Dr. Robert Courgi, endocrinólogo en el Hospital de Southside de Northwell Health en Bay Shore, Nueva York. "Pero creo que vi un lado positivo, que se estabilizó en los niños. Quizá todos los esfuerzos comunitarios que implementamos están haciendo una diferencia".

La obesidad se define como un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más. El IMC es una medida basada en la estatura y el peso. El estudio también encontró que la obesidad grave (un IMC a partir de 40) había aumentado en la última década.

La obesidad severa aumentó de más o menos un 6 por ciento a alrededor de un 8 por ciento en los adultos, pero permaneció en aproximadamente un 5 por ciento en los niños, encontraron los investigadores.

Hales dijo que el estudio muestra que se necesita un mayor esfuerzo para combatir la epidemia de obesidad en EE. UU., incluso entre los niños.

"Idealmente, nos gustaría ver una tendencia decreciente, pero no es lo que vemos aquí", explicó Hales.

Courgi anotó que estos resultados sí muestran que la obesidad se puede abordar, dado que no parece haberse dado en los niños.

Los esfuerzos como proveer comida más saludable en las escuelas, fomentar la actividad física en los niños, y enseñar a los niños una dieta y un ejercicio adecuados parece estar ayudando a controlar la obesidad en los estadounidenses más jóvenes, sugirió Courgi.

El próximo paso será ampliar ese método a los adultos basándose en la medicina, al tratarlo como una enfermedad diagnosticable, planteó.

"Todavía debemos cambiar las perspectivas culturales sobre la obesidad", añadió Courgi. "La obesidad es una enfermedad. Si alguien tiene una infección, toma antibióticos. Se debe reconocer como un diagnóstico con un plan de tratamiento sólido".

La Dra. Reshmi Srinath, directora del Programa de Gestión del Peso y del Metabolismo en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, se mostró de acuerdo.

"Debemos adoptar un método multidisciplinario para la prevención de la obesidad, y de verdad enfocarnos en aumentar la concienciación de la obesidad y sus complicaciones asociadas, y comenzar a evaluar la obesidad y sus complicaciones a una edad temprana", concluyó Srinath.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 23 de marzo como una carta de investigación en la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. tienen más información sobre la obesidad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión