Las tasas de mortalidad por el cáncer de mama continúan en descenso en EE. UU.

MARTES, 4 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Los investigadores y los profesionales clínicos dedicados al cáncer de mama han logrado un avance inmenso en la reducción de las tasas de mortalidad en las tres últimas décadas, pero en Estados Unidos persiste una brecha racial.

Incluso con unos números más bajos de casos reales de enfermedad en comparación con las pacientes blancas, las mujeres negras siguen teniendo muchas más probabilidades de fallecer de la enfermedad.

Las tasas de mortalidad por el cáncer de mama continúan en descenso en EE. UU.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) resalta estas disparidades en un informe reciente.

"Encontramos que a pesar del progreso continuo en la reducción del riesgo de muerte por cáncer de mama, hay una alarmante brecha persistente en las mujeres negras, que tienen un riesgo de morir por cáncer de mama un 40 por ciento más alto que las mujeres blancas, a pesar de una incidencia más baja. Esto no es nuevo, y un cáncer más agresivo no lo explica", lamentó la coautora del informe, Rebecca Siegel, directora científica sénior de investigación en vigilancia de la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

"Hemos reportado esta misma disparidad año tras año, durante una década. Ha llegado el momento de que los sistemas de salud averigüen bien cómo atienden de forma distinta a las mujeres negras", planteó Siegel en un comunicado de prensa de la sociedad oncológica.

Aunque las mujeres negras tienen 127.8 casos de cáncer por cada 100,000, en comparación con las mujeres blancas, que tienen 133.7 casos, tienen unas tasas de mortalidad un 40 por ciento más altas, señala el informe.

Además, por cada 19.7 mujeres blancas por cada 100,000 que mueren de cáncer de mama, morirán 27.6 por cada 100,000 mujeres negras. Entre las mujeres menores de 50 años, las tasas de mortalidad son dos veces más altas entre las pacientes negras.

Las mujeres negras siguen siendo las menos propensas, de cualquier grupo racial/étnico, a ser diagnosticadas cuando su cáncer de mama está en una etapa localizada con un tratamiento más fácil: un 57 por ciento, frente a un 68 por ciento de las mujeres blancas, encontraron los investigadores. También tienen la tasa más baja de supervivencia a cinco años de todos los grupos raciales o étnicos para todos los subtipos y etapas del cáncer, con la excepción de la etapa 1. Las mayores brechas se encontraron entre la etapa 3 y la 4. Haga clic aquí para una explicación sobre las etapas.

También existen brechas entre las mujeres amerindias y nativas de Alaska, que tienen unas probabilidades un 17 por ciento más bajas de ser diagnosticadas con un cáncer de mama que las mujeres blancas, pero unas probabilidades un 4 por ciento más altas de fallecer de la enfermedad.

La tasa de mortalidad por el cáncer de mama de EE. UU. se redujo en un total de un 43 por ciento entre 1989 y 2020, con 460,000 muertes menos. La sociedad oncológica lo atribuyó a una detección más temprana mediante las pruebas, una mayor concienciación, y los avances en el tratamiento.

El ritmo del declive se ha ralentizado. Mientras que las tasas de mortalidad se redujeron en un 1.9 por ciento al año entre 2002 y 2021, se redujeron en un 1.3 por ciento al año entre 2011 y 2020. Esto podría, en parte, reflejar una menor incidencia.

"El lento declive en la mortalidad por el cáncer de mama durante el periodo más reciente refleja en parte una adopción estancada de las pruebas de detección, y una recepción inferior a la óptima de un tratamiento oportuno y de alta calidad", planteó el coautor del estudio, el Dr. Ahmedin Jemal, vicepresidente sénior de ciencias de la vigilancia y la igualdad en la salud de la sociedad del cáncer.

Jemal hizo un llamamiento a que haya unos esfuerzos coordinados y concertados, de parte de los legisladores, los sistemas de atención de la salud y los proveedores, para administrar la mejor atención para el cáncer de mama a todas las poblaciones. Esto incluye ampliar Medicaid en los estados del Sur y del Medio Oeste que no lo expandieron, donde hay una representación desproporcionada de mujeres negras, apuntó.

"Además, se necesita un aumento en la inversión para unos métodos mejorados de detección y tratamiento tempranos", comentó Jamal en el comunicado.

Los defensores del cáncer pidieron a los legisladores que provean fondos para el Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y de Cuello Uterino, un programa financiado en conjunto por el gobierno federal y los gobiernos estatales que ayuda a mejorar el acceso a unas pruebas de detección del cáncer de mama y de cuello uterino que salvan vidas.

Aquí podrá ver las estadísticas sobre el cáncer de mama de 2022.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre el cáncer de mama.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Cancer Society, news release, Oct. 3, 2022

Comparte tu opinión