La vacuna contra la COVID no aumenta el riesgo de ACV

MARTES, 30 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Las vacunas contra la COVID-19 no aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), muestra una investigación reciente, pero una infección grave con la COVID sí lo aumenta, y los expertos esperan que el hallazgo alivie las inquietudes de las personas que son renuentes a vacunarse.

"Ahora sabemos que los pacientes que han recibido una vacuna no tienen un riesgo más alto de ACV, gracias a una gran acumulación de datos de millones de pacientes que se han incluido", señaló la Dra. Alexis Simpkins, directora de investigación vascular del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles. "Hay 200 veces menos probabilidades, si se comparan las cifras, de sufrir un ACV si se ha vacunado, que una persona que fue hospitalizada por una COVID-19 grave y que no estaba vacunada".

La vacuna contra la COVID no aumenta el riesgo de ACV

Esto se debe a que la infección con la COVID, en particular una infección grave, puede provocar inflamación, la formación de coágulos y enfermedad cardiaca, lo que aumenta el riesgo de ACV, según Simpkins, coautora de un editorial que se publicó el 24 de agosto junto a la nueva investigación en la revista Neurology.

"Se pueden formar coágulos y bloquear el flujo sanguíneo al cerebro. La falta de flujo sanguíneo hace que las células del cerebro mueran, lo que resulta en un ACV isquémico", explicó en un comunicado de prensa del Cedars-Sinai. "Además, la inflamación relacionada con la COVID-19 puede dañar a los vasos sanguíneos del cerebro, alterar la integridad de los vasos sanguíneos, y resultar en una hemorragia cerebral".

Simpkins anotó que el riesgo de ACV es particularmente alto entre los que están en riesgo de una infección grave con la COVID. Entre estas personas se cuentan las que tienen enfermedad pulmonar o cardiaca, hipertensión, colesterol alto, diabetes, un ACV anterior y a las personas inmunocomprometidas. Las personas de a partir de 65 años también tienen un riesgo más alto de ACV.

Aunque no tenga la COVID-19, la pandemia ha creado unas condiciones que pueden aumentar el riesgo de sufrir un ACV, apuntó Simpkins. Muchas personas están experimentando un mayor estrés, y han descuidado el ejercicio y los hábitos de alimentación. Muchas han perdido el contacto con sus proveedores médicos regulares, que pueden ayudar a mantener bajo control a la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre.

"Las vacunas contra la COVID-19 no solo son efectivas y seguras, sino que son esenciales para la seguridad de toda la comunidad", aseguró la Dra. Nancy Sicotte, directora de neurología del Cedars-Sinai. "Instamos a todas las personas a protegerse ellas mismas y proteger a los demás, sobre todo a los más vulnerables de nosotros, al ponerse las vacunas y mantenerse al día con los refuerzos".

Sicotte, que también dirige el grupo de trabajo de las vacunas de la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple (National Multiple Sclerosis Society), afirmó que es fácil recordar las señales de un ACV. Éstas incluyen: el equilibrio, los ojos, la cara, los brazos, el habla y el tiempo. La pérdida de función de cualquiera de las primeras cinco áreas son señales de que no hay tiempo que perder.

"Llame al 911 para que lo puedan llevar a un hospital que pueda tratar a pacientes con ACV", aconsejó Sicotte. "Cuando la ambulancia llegue a recogerlo, pueden emplear medidas de estabilización, y coordinarán para llevarlo al mejor centro para la atención del ACV".

Por otra parte, instó a los estadounidenses a seguir las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. para protegerse tanto contra la COVID-19 como contra el ACV este otoño. Parece que pronto habrá nuevas recomendaciones sobre las vacunas contra la COVID dirigidas a las variantes y los refuerzos adicionales.

"Tenemos evidencias que muestran que vacunarse puede reducir el riesgo de ACV como resultado de una enfermedad grave con la COVID-19", añadió Simpkins.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen actualizaciones sobre las vacunas contra la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cedars-Sinai, news release, Aug. 24, 2022

¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión