Las parejas podrían tener un efecto contagio en la pérdida de peso

Las parejas podrían tener un efecto contagio en la pérdida de peso
| Foto: ISTOCK

Si estás determinado a perder el peso que te sobra, tu pareja también podría terminar perdiendo algo de peso, según una nueva investigación.

El estudio de seis meses contó con 130 parejas que cohabitaban y en las que uno de los miembros estaba intentando perder peso. En aproximadamente un tercio de los casos (el 32 por ciento), el otro miembro también perdió un 3 por ciento o más de su peso corporal, mostraron los hallazgos.

Eso es suficiente para obtener un beneficio real en la salud de las personas que no estaban a dieta, señalaron los investigadores.

"Este estudio fue el primero en demostrar que los programas basados en el estilo de vida para perder peso tienen efectos más allá de la persona que participa en estos programas", aseguró James Hill, profesor de pediatría y medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, y vocero de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society).

El estudio fue financiado por Weight Watchers, pero el hallazgo fue el mismo tanto si la persona a dieta estaba en ese tipo de programa "guiado" como si intentó perder peso por su cuenta, indicaron los autores del estudio.

Los investigadores también encontraron que la pérdida de peso de las parejas estaba interrelacionada. Si un miembro de la pareja perdía peso con una frecuencia constante, el otro miembro también; si un miembro tenía problemas para perder peso, su pareja también.

Según la investigadora principal del estudio, Amy Gorin, el mensaje final es que "cuando una persona cambia su conducta, las personas que le rodean cambian". Gorin es profesora de ciencias de la psicología y experta en la pérdida de peso en la Universidad de Connecticut.

"Tanto si el paciente trabaja con su proveedor de atención de la salud, se inscribe a un método centrado en el estilo de vida y basado en la comunidad, como Weight Watchers, o intenta perder peso por su cuenta, sus nuevas conductas saludables pueden beneficiar a otras personas de su vida", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

Efecto "dominó"

Dos expertas en la pérdida de peso se mostraron de acuerdo.

Al leer los resultados, Dina Hirsch, psicóloga principal en el Centro de Gestión del Peso en el Hospital de Syosset de Northwell Health en Syosset, Nueva York, se preguntó si este "efecto dominó" en la pérdida de peso podría funcionar con otros tipos de parejas que cohabitan: un padre y un hijo, por ejemplo, o incluso dos compañeros de piso.

Tampoco está claro qué factores estaban en juego y que ayudaron a las personas que no hacían dieta a perder peso. Por ejemplo, dijo Hirsch, quizá la persona que hacía la dieta ofreció respaldo y consejos a su pareja con sobrepeso "con respecto a la preparación de la comida, exhortaciones verbales y/o un aumento de la actividad física realizada en conjunto".

Ashley Baumohl, nutricionista en el Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, también revisó los hallazgos. Dijo que aunque Weight Watchers financió la investigación, los hallazgos sugieren que "incluso los programas sencillos que no requieren de muchos recursos o de seguimiento pueden tener unos beneficios sustanciales" para las parejas.

"Los cónyuges podrían cambiar sus hábitos en respuesta a los objetivos de perder peso de su pareja, y estos hábitos probablemente expliquen una mayor parte de la pérdida de peso que el programa para perder peso en particular que se usara", comentó Baumohl.

El estudio aparece en la edición del 1 de febrero de la revista Obesity.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de los EE. UU. explica cómo elegir un programa seguro y exitoso para perder peso.

Comparte tu opinión