SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Inmunoterapia, una esperanza contra el VIH

Los últimos experimentos de laboratorio con monos sugieren que la "inmunoterapia" tiene potencial como tratamiento a largo plazo para el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El tratamiento con dos anticuerpos anti VIH justo después de la infección, podría ayudar a mantener al virus que causa el SIDA a raya por un periodo prolongado, según un nuevo estudio.

A pesar del arsenal de medicamentos que hay para el VIH, el tratamiento efectivo a largo plazo sigue siendo elusivo, porque las versiones inactivas del virus esperan una oportunidad para atacar al sistema inmunitario, dijeron los investigadores de la Universidad de Rockefeller en la ciudad de Nueva York y de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. (NIH).

"Esta nueva forma de terapia puede inducir una inmunidad potente al VIH, permitiendo al anfitrión controlar la infección", señaló Michel Nussenzweig, director del laboratorio de inmunología molecular de la Rockefeller.

"Funciona al aprovechar las defensas naturales del sistema inmunitario, algo similar a lo que ocurre en algunas formas de inmunoterapia para el cáncer", explicó en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores usaron un modelo de infección de VIH que afecta a los monos macacos, aunque no es igual que la infección humana del VIH, y los resultados de los estudios en animales no siempre se replican en los humanos. Pero los resultados siempre abren nuevas vías de investigación.

El estudio fue sobre dos fármacos conocidos como anticuerpos ampliamente neutralizantes, que se vinculan a distintos sitios del virus y trabajan juntos para evitar que causen daño, dijeron los autores del estudio.

Se expuso a 13 monos al virus del VIH simio. Luego recibieron tres tratamientos intravenosos de los dos anticuerpos a lo largo de dos semanas. El tratamiento suprimió efectivamente al virus, llevándolo a niveles indetectables o casi indetectables durante hasta seis meses, dijeron los investigadores.

Una vez el tratamiento acabó, el virus resurgió en todos los animales, menos en uno.

Pero meses más tarde, los niveles virales en seis de los monos cayeron en picado de forma espontánea y siguieron siendo virtualmente indetectables entre 5 y 13 meses. Los niveles de unas células inmunitarias importantes también siguieron siendo saludables, dijeron los autores del estudio.

En general, la inmunoterapia con anticuerpos benefició a 10 de los 13 monos, encontró el estudio.

Una investigación posterior reveló que ciertas células inmunitarias (llamadas linfocitos T citotóxicos) son clave para controlar al virus, dijeron los investigadores.

El estudio apareció en la edición del 13 de marzo de Nature.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre el VIH/SIDA.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad