Para fumadores y ex fumadores, COVID-19 es más grave

Para fumadores y ex fumadores, COVID-19 es más grave
Las afecciones respiratorias como la que provoca el coronavirus agrava los síntomas, según demuestran varios estudios

La COVID-19 afecta mucho más a los fumadores que a los no fumadores, según una nueva revisión de los estudios clínicos y datos disponibles hasta ahora.

Los fumadores  pueden padecer una enfermedad pulmonar o una capacidad pulmonar reducida, lo que potencia enormemente el riesgo de enfermedad grave.

Cualquiera afección que incrementa las necesidad de oxígeno, o que reduce la capacidad corporal de darle un uso adecuado conlleva un mayor riesgo de sufrir afecciones pulmonares graves como la neumonía.

Síntomas más graves

Investigadores de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF), analizaron 19 estudios que incluían datos sobre el tabaquismo y la gravedad de la COVID-19 en casi 11,600 pacientes en Estados Unidos, China y Corea.

La mayoría de los pacientes estaban hospitalizados, pero dos estudios también incluyeron a pacientes ambulatorios. Poco más de un 6 por ciento de los participantes tenían antecedentes de tabaquismo.

Si bien los síntomas de la COVID-19 empeoraron en un 18 por ciento de todos los pacientes, esa tasa fue del 29.8 por ciento entre los fumadores o exfumadores, en comparación con un 17.6 por ciento de los no fumadores.

"Fumar se asocia con un riesgo sustancialmente más alto de progresión de la COVID-19", advirtió el coautor del estudio, Stanton Glantz, director del Centro de Investigación y Educación en Control del Tabaco de la UCSF.

Y cuando la COVID-19 progresó, los fumadores o exfumadores tuvieron unas afecciones más agudas o críticas y un riesgo más alto de muerte, encontraron los investigadores.

"Este hallazgo sugiere que las fuertes medidas de control de tabaco en curso en California que han reducido el tabaquismo podrían, junto con otras fuertes intervenciones de salud pública del estado, estar contribuyendo a los esfuerzos de California por contrarrestar el efecto de la COVID-19", comentó Glantz en un comunicado de prensa de la universidad.

Tanto el tabaco como los cigarrillos electrónicos dañan a las vías respiratorias superiores y reducen la función inmunitaria, lo que aumenta el riesgo y la gravedad de las infecciones pulmonares en los fumadores, según los investigadores.

Dejar de fumar y de usar cigarrillos electrónicos se debería añadir a la lista de medidas para luchar contra la pandemia de COVID-19, sugirieron los autores.

Este estudio se publicó en la edición del 13 de mayo de la revista Nicotine & Tobacco Research.

Los  nuevos síntomas del coronavirus

Desde el comienzo de la epidemia, la fiebre, la tos y la falta de aliento han sido las principales indicaciones de que alguien podría tener la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Ahora, los científicos han agregado seis condiciones más para estar pendiente: escalofríos, temblores repetidos con escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza, dolor de garganta y pérdida de sabor u olfato.

Más información:

  • Lo último sobre coronavirus

Comparte tu opinión