Inseguridad alimentaria: la paradoja del hambre y la obesidad en EE.UU.

Inseguridad alimentaria: la paradoja del hambre y la obesidad en EE.UU.
Casi 40 millones de personas viven con inseguridad alimentaria en el país. | Foto: ISTOCK

Aunque sean conceptos diferentes, el hambre y el sobrepeso están estrechamente vinculados y el problema afecta a millones de niños y adultos.

La inseguridad alimentaria es cuando hay una falta de acceso constante a alimentos suficientes para una vida activa y saludable. Y también podría significar que alguien está comiendo lo suficiente en términos de calorías, pero falta la calidad, la variedad y la conveniencia de esa comida, según un reciente artículo de la Academia Americana de Nutrición y Dietética.

En Estados Unidos, casi el 12% de los hogares tienen inseguridad alimentaria. Y casi el 16% de los hogares con niños lo padecen. Eso significa que 40 millones de estadounidenses viven en hogares con inseguridad alimentaria. 

Más allá de la obesidad, las consecuencias de la inseguridad alimentaria son profundas: los niños que no tienen acceso a suficientes alimentos nutritivos tienen más probabilidades de experimentar dificultades para aprender, problemas de comportamiento y ansiedad. Los adultos que no tienen acceso a suficientes alimentos nutritivos tienen más probabilidades de experimentar problemas de salud mental y enfermedades crónicas como la diabetes.

¿Cuáles son las causas detrás de este fenómeno? 

La pobreza y el desempleo son factores clave que han llevado a la inseguridad alimentaria en Estados Unidos. Los afroamericanos, latinos, niños, adultos mayores, personas que viven en hogares encabezados por padres solteros y personas que residen en áreas rurales, corren un mayor riesgo de inseguridad alimentaria.

Como resultado de estos problemas, las personas a menudo eligen alimentos menos costosos y ricos en calorías que no proporcionan los nutrientes que necesitan. Esto puede llevar a niños con sobrepeso que carecen de los alimentos saludables y ricos en los nutrientes que sus cuerpos necesitan.

Encuentra ayuda al problema

Si tú o alguien que conoces padece de inseguridad alimentaria, estos recursos del gobierno pueden ayudarte:

Cómo afecta a la salud 

Es importante saber que el hambre y la inseguridad alimentaria están estrechamente relacionados. El hambre se refiere a una sensación personal y física de incomodidad, mientras que la inseguridad alimentaria se refiere a la falta de recursos financieros disponibles para los alimentos a nivel del hogar, según la Ong Feeding America

Por su parte, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por su sigla en inglés) define la inseguridad alimentaria como la falta de acceso constante a alimentos suficientes para una vida activa y saludable.

En conjunto, los problemas como la vivienda accesible, el aislamiento social, el nivel de educación, el desempleo o el subempleo y la inseguridad alimentaria son importantes determinantes sociales de la salud y afectan a una amplia gama de riesgos en el funcionamiento y la calidad de vida de las personas. 

La pobreza y la inseguridad alimentaria en los Estados Unidos están estrechamente relacionadas. No todas las personas que viven por debajo de la línea de pobreza experimentan inseguridad alimentaria, y las personas que viven por encima de la línea de pobreza también pueden experimentar inseguridad alimentaria. Los salarios y otros gastos críticos del hogar (como el cuidado de un niño enfermo) también pueden influir en la inseguridad alimentaria entre las personas que viven en el país.

Más para leer sobre la obesidad

Comparte tu opinión