SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

El uso de antidepresivos en EE. UU. aumentó un 65% en 15 años

La cantidad de estadounidenses que afirman que han tomado un antidepresivo a lo largo del último mes aumentó en un 65 por ciento entre 1999 y 2014, según una nueva encuesta del gobierno.

En 2014, aproximadamente 1 de cada 8 estadounidenses mayores de 12 años de edad reportaron un uso reciente de antidepresivos, según un informe publicado el martes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las mujeres tenían casi el doble de probabilidades que los hombres de tomar los medicamentos, encontró el informe; el 16.5 por ciento de las mujeres tomaban antidepresivos, frente a un poco menos del 9 por ciento de los hombres.

Además, "el uso a largo plazo de los antidepresivos es habitual", dijo un equipo dirigido por Laura Pratt, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC.

Los investigadores indicaron que "una cuarta parte de todas las personas [encuestadas] que tomaron antidepresivos el mes anterior reportaron haberlos tomado durante 10 años o más".

¿A qué se debe este aumento en el uso de antidepresivos? 

Dos psiquiatras ofrecieron unas teorías posibles.

"Teniendo en cuenta que los antidepresivos se usan por una multitud de razones (no solo para la depresión), deberíamos esperar ver un aumento en el uso de estos medicamentos a medida que la FDA da su aprobación a más indicaciones de uso", dijo la Dra. Ami Baxi, directora de psiquiatría para pacientes internos en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Pero Baxi también consideró el aumento en el uso de estos medicamentos como "una señal de la reducción del estigma de salud mental", de modo que un mayor número de personas se sienten cómodas pidiendo ayuda para la depresión y la ansiedad.

Otro experto cree que los estadounidenses simplemente podrían estar viviendo unas vidas más estresantes.

"Las personas cada vez se están estresando y deprimiendo más en nuestra sociedad", dijo el Dr. Seth Mandel, director de psiquiatría en el Hospital de Huntington de Northwell Health, en Huntington, Nueva York.

"Los medios sociales siguen provocando que paradójicamente las personas estén más aisladas y sin contacto con sus sentimientos", dijo.

"Además, los anuncios publicitarios directos al consumidor, junto con una mentalidad social que evoluciona hacia el simplemente tomar una pastilla para mejorar las cosas, han contribuido al aumento del uso de antidepresivos a lo largo de este periodo", dijo Mandel.

La evidencia científica

El nuevo informe se basó en las respuestas de más de 14,000 estadounidenses, de a partir de 12 años de edad, a una encuesta de salud del gobierno federal realizada entre 2011 y 2014. Los resultados se compararon con los de encuestas anteriores, hasta 1999.

Además de la notable diferencia según el sexo en el uso de los antidepresivos, la encuesta también encontró que los blancos eran mucho más propensos a tomar los medicamentos que los estadounidenses negros, hispanos o de origen asiático. Por ejemplo, mientras que el 16.5 por ciento de los blancos tomaron un antidepresivo a lo largo de los últimos 30 días, eso fue verdad para solo el 5.6 por ciento de los negros, el 5 por ciento de los hispanos y el 3.3 por ciento de los asiáticos, según el estudio.

Según Mandel, "hay dos factores en juego aquí: uno es que los blancos tienden a tener un mayor acceso a los servicios psiquiátricos que las personas de las minorías. El otro es cultural: con frecuencia, el hecho de tomar antidepresivos se considera más aceptable culturalmente para los blancos que para los negros o los hispanos, especialmente para los hombres".

El hecho de que las mujeres sean el doble de propensas que los hombres a tomar un antidepresivo también tienen raíces culturales, dijo Mandel.

"A pesar de que nuestra sociedad está progresando, sigue habiendo un estigma de género relacionado con buscar tratamiento para la depresión. Está más aceptado que una mujer esté deprimida y busque tratamiento, mientras que se supone que los hombres deben ser duros, aguantarse y seguir hacia adelante", dijo Mandel.

"Otro posible factor de confusión es que los hombres, según mi experiencia, están más preocupados por los efectos secundarios sexuales asociados a los antidepresivos, como la disfunción eréctil y el retraso en la eyaculación, y eso podría hacer que fueran más renuentes a tomar estos medicamentos", explicó.

Y aunque algunas personas con una depresión crónica podrían necesitar seguir tomando el medicamento durante años, en muchos casos no es necesario un tratamiento a largo plazo. "Yo siempre vuelvo a evaluar si se deberían seguir tomando estos medicamentos al menos una vez al año", dijo Mandel.

El estudio aparece en la edición del 15 de agosto de la revista NCHS Data Brief.

Más información

Para más información sobre el tratamiento de la depresión, visite la Asociación Americana de Trastornos de Ansiedad (Anxiety Disorders Association of America).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad