El parásito que provoca la malaria está mutando para resistirse a medicamentos múltiples

El parásito que provoca la malaria está mutando para resistirse a medicamentos múltiples

VIERNES, 2 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Un brote de malaria resistente a medicamentos múltiples en el suroeste de Asia parece originarse en dos mutaciones del parásito que causa la malaria que se combinaron hace décadas, según una nueva investigación.

El parásito y las mutaciones, portados por mosquitos, se propagaron con rapidez en la región cinco años antes de que el brote de malaria se hiciera aparente, señalaron los investigadores.

Ahora, para reducir el riesgo de que el parásito se haga intratable, los investigadores animan a los programas de control de la malaria a monitorizar de cerca las mutaciones genéticas en el parásito portado por los mosquitos.

La investigación se publicó el 1 de febrero en la revista The Lancet Infectious Diseases.

Normalmente el tratamiento de la malaria implica a una combinación de fármacos: uno de acción rápida (llamado artemisinina) y otro de acción más prolongada. Esto es para garantizar que todos los parásitos mueran y para prevenir el surgimiento de la resistencia a los medicamentos, explicaron los autores del estudio.

Pero en 2008, los parásitos Plasmodium falciparum que provocan la malaria comenzaron a hacerse resistentes a la artemisinina en el oeste de Camboya. Esa resistencia ahora se ha propagado a otras partes de Camboya, y a Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam, según el informe.

Desde 2013, ha habido un aumento rápido en las tasas de fracaso total del tratamiento en los pacientes que reciben la combinación de los fármacos dihidroartemisinina y piperaquina en Camboya, en el noreste de Tailandia y en Vietnam, dijeron los investigadores.

"Ahora, los que diseñan las políticas para la malaria se enfrentan a un dilema", comentó en un comunicado de prensa de la revista el investigador principal del estudio, Robert Amato, geneticista de la población en el Instituto Wellcome Sanger, en Inglaterra.

"Por un lado, la malaria sigue siendo tratable y su prevalencia se ha reducido a unos niveles suficientemente bajos como para buscar la eliminación de la enfermedad en Camboya y en los países vecinos. Pero la situación es frágil y no está claro cómo evolucionará la población de parásitos en respuesta a las nuevas intervenciones", dijo.

"Aunque sería catastrófico si se desarrollara resistencia de la misma forma a los últimos antimaláricos que quedan, ahora es posible realizar una vigilancia genética de los casos de malaria, lo que permite a los investigadores responder lo antes posible a cambios en la población de parásitos", dijo Amato.

"Es importante que adoptemos esas tecnologías de forma que no se pasen por alto los brotes importantes de resistencia en el futuro, y para reducir el riesgo de una emergencia de salud global", añadió.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tienen más información sobre la malaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión