El acoso y la agresión sexuales están relacionados con la hipertensión en las mujeres

MARTES, 22 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Las agresiones sexuales y el acoso sexual en el lugar de trabajo pueden aumentar el riesgo a largo plazo de hipertensión y enfermedades cardiacas en las mujeres, sugiere un estudio reciente.

La hipertensión es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiacas, que son la principal causa de muerte de las mujeres en EE. UU., y que explican una de cada tres muertes.

El acoso y la agresión sexuales están relacionados con la hipertensión en las mujeres

La violencia o el acoso sexuales no se reconocen como factores de riesgo de las enfermedades cardiacas, pero estos hallazgos sugieren que su detección podría ser beneficiosa para la salud cardiaca de las mujeres.

"La reducción de la violencia sexual contra las mujeres, que es importante en sí misma, también puede proporcionar una estrategia para mejorar la salud cardiovascular de las mujeres durante toda la vida", planteó Rebecca Lawn, autora del estudio e investigadora postdoctoral de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Su equipo realizó un seguimiento de siete años (de 2008 a 2015) a más de 33,000 mujeres (con una edad promedio de 53 años) de un estudio de salud en curso de EE. UU.

Al inicio, ninguna mujer tenía antecedentes de hipertensión. Pero, al final del seguimiento, aproximadamente una de cada cinco había desarrollado hipertensión.

Los hallazgos también mostraron que, a lo largo de su vida, el 23 por ciento de las mujeres habían sido víctimas de agresión sexual, el 12 por ciento experimentaron acoso sexual en el lugar de trabajo, y el 6 por ciento experimentaron ambos.

En comparación con las mujeres que no tenían antecedentes de agresión o acoso sexuales, el riesgo de hipertensión era un 21 por ciento más alto entre las mujeres que habían experimentado ambos, un 15 por ciento más alto entre aquellas que sufrieron acoso sexual en el lugar de trabajo, y un 11 por ciento más alto entre las víctimas de agresión sexual.

Los hallazgos aparecen en la edición del 22 de febrero de la revista Journal of the American Heart Association.

"Sabemos que las experiencias de violencia sexual, en forma de la agresión sexual y el acoso sexual en el lugar de trabajo, son comunes, y las mujeres son víctimas de esta violencia de forma desproporcionada: entre un 13 y un 44 por ciento de las mujeres reportan agresión sexual, y más de un 80 por ciento informan acoso sexual en el lugar de trabajo", afirmó Lawn en un comunicado de prensa de la revista. "Sin embargo, la exposición a la violencia sexual no se reconoce en general como un contribuyente de la salud cardiovascular de las mujeres".

Los investigadores no encontraron un riesgo más alto de hipertensión entre las mujeres que tenían antecedentes de otros tipos de traumas y violencia no sexual. Esto sugiere que el aumento del riesgo de hipertensión no parece estar asociado a la exposición a todo tipo de traumas, añadió.

"Estos resultados sugieren que la detección de un rango más amplio de experiencias de violencia sexual en la atención de la salud rutinaria, incluido el acoso sexual en el lugar de trabajo, así como el acoso o la agresión verbales, y tener en cuenta y tratar las potenciales consecuencias para la salud cardiovascular, puede ser beneficioso para la salud de las mujeres a largo plazo", concluyó Lawn.

Más información

Para más información sobre las enfermedades cardiacas y las mujeres, visite la Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Journal of the American Heart Association, news release, Feb. 22, 2022

Comparte tu opinión