Baja de peso con meditación

Baja de peso con meditación
Se pueden controlar las emociones que llevan a comer de más. | Foto: GETTY IMAGES

Si has decidido empezar un plan para bajar de peso, debes considerar que a veces nuestras emociones y ciertos sentimientos negativos, pueden boicotear la dieta. 

Una de las partes más difíciles de hacer dieta es elegir qué comer. Sabes que debes concentrarte en alimentos frescos y bajos en calorías y evitar las golosinas azucaradas y cargadas de grasa. A menudo, el verdadero desafío es cómo cambiar, y además identificar cómo y por qué comes. 

Una estrategia que podría ayudar es la meditación o práctica de la atención plena, según un estudio publicado en Current Obesity Reports. 

Uno de los principales beneficios de la meditación para bajar de peso es ayudar a las personas a reconocer el comer emocional, dice el experto Ronald Siegel, profesor asistente de psicología en la Facultad de Medicina de Harvard, en EE.UU. 

"Muy pocos de nosotros comemos exclusivamente en función de las señales de hambre. También comemos para calmar la ansiedad, la tristeza o la irritación”, agrega. Esa es una receta para comer sin sentido: estás operando con piloto automático, sin prestar atención a cómo te sientes, emocional o físicamente.

La meditación ayuda a darse cuenta de estos patrones comunes, que son similares a lo que sucede con muchas adicciones, dice el Dr. Siegel. La mayoría de los comportamientos humanos se basan en patrones de buscar placer y evitar el dolor. Esas conductas tienen buenas consecuencias a corto plazo (el placer de comer un pedazo de pastel de chocolate) pero malas consecuencias a largo plazo (sobrepeso). 

Conciencia de ti mismo para perder peso: Observa tus antojos

Puedes tener un plan para comer saludablemente, pero luego ves un pastel de chocolate. "Uno se tienta y come una pieza, pero luego se siente tan horrible por su falta de autocontrol que siente una necesidad desesperada de calmarse a sí mismo y termina comiendo el resto del pastel", dice el Dr. Siegel.

Una vez que te das cuenta de estos patrones, el siguiente paso es encontrar la forma de lidiar con los antojos. Evitar simplemente los alimentos tentadores es difícil, porque las golosinas sabrosas están disponibles en casi todas partes. La atención plena puede ayudarte a notar el deseo y reconocer que puedes manejar la incomodidad, que puedes verte afectado/a por emociones infelices. Al dirigir tu atención a esos sentimientos y practicar la autoconciencia, puedes notar que los sentimientos van y vienen. "Los impulsos y los antojos vienen en oleadas, y podemos superarlos", dice el Dr. Siegel.

Autoaceptación y perdón

El mindfulness ayuda con la autoaceptación. Si cedes a un antojo, perdónate y sigue adelante. "Ninguno de nosotros es perfecto, no tienes que torturarte a ti mismo", dice el Dr. Siegel. A las emociones hay que identificarlas en lugar de evitarlas.

En diferentes tipos de meditación de atención plena, se enseña a las personas a reconocer sus niveles de hambre, emociones, pensamientos, motivaciones y el entorno de la alimentación, con aceptación y sin autoculparse 

Según el estudio mencionado arriba, fue muy efectivo concentrarse en la autocompasión, lo que implicó la repetición de frases de buena voluntad y benevolencia para con uno mismo y para con los demás.

Dieta: distingue el hambre de los antojos

Según el equipo de nutricionistas de Clínica Mayo, así son los antojos:

  • Casi siempre son de alimentos reconfortantes, como el chocolate, dulces y alimentos grasos

  • A menudo son causados por sentimientos negativos
  • Llevan a comer de un modo que te hace sentir bien al principio, pero luego culpable
  • Aumentan durante el embarazo y el ciclo menstrual de una mujer
  • Pueden ser más fuertes cuando estás a dieta, especialmente si renuncias a tus alimentos favoritos
  • Pueden ocurrir incluso después de haber comido 
  • Pasan con el tiempo

Hambre

  • Generalmente ocurre cuando no has comido durante unas horas o más

  • Da como resultado un rugido de estómago, dolor de cabeza o sensación de debilidad
  • No pasa con el tiempo
  • No es sólo ansias por un alimento específico
  • Puede ser satisfecha con un bocadillo o comida saludable

Más para leer sobre bajar de peso

Comparte tu opinión