5 trucos simples para comer más frutas y verduras

5 trucos simples para comer más frutas y verduras
La idea es llenar el plato con todos los colores. | Foto: ISTOCK

La mayoría de la gente no come en forma equilibrada. A pesar de la amplia disponibilidad de productos naturales, las personas no comen suficientes frutas y verduras. De hecho, el consumo dietético de varios nutrientes que se encuentran en estos alimentos, incluyendo potasio y fibra dietética, es lo suficientemente bajo como para ser un problema de salud pública, tanto para adultos como para niños en EE.UU.

Para cambiar esta forma de alimentarse, la idea es llenar la mitad del plato con frutas y verduras, siempre que sea posible. “Apunta a un arco iris de colores completo, que incluya verde oscuro, rojo, naranja, morado y blanco. La variedad es vital para obtener los diferentes nutrientes y sus beneficios para la salud” aconsejan los nutricionistas de Clínica Mayo.

Intenta comprar frutas y verduras frescas en temporada: estarán en su mejor momento y en un precio más bajo. 

Las frutas y verduras congeladas y enlatadas también pueden ser opciones saludables. Busca verduras enlatadas bajas en sodio o frutas enlatadas empacadas en su propio jugo o agua, y evita los vegetales congelados con salsas, frutas congeladas con azúcar agregado y frutas enlatadas empacadas en almíbar espeso, aconsejan los expertos.

Haz de las frutas y verduras las estrellas de tu dieta diaria con estas 5 ideas:

1. Snack inteligente

Mantén las verduras lavadas y cortadas en tu refrigerador para meriendas rápidas. O busca verduras que requieren poca preparación, como zanahorias pequeñas y tomates cherry. Ten a mano un tazón de fruta en tu cocina. Sólo asegúrate de limitar el consumo de frutas secas porque no son tan abundantes como las frutas frescas enteras, y tienen muchas más calorías en un volumen más pequeño. Por ejemplo, 1/4 kg de taza de pasas de uva tiene el mismo número de calorías (alrededor de 100) como 2 tazas de uvas.

2. Experimenta con nuevas combinaciones

Prueba rebanadas de mango o melocotón en tostadas de trigo integral con un poco de mantequilla de maní y miel. Mezcla algunas rodajas de naranja o melocotón en una ensalada.

3. Elige recetas que tengan verduras o frutas como ingrediente principal

Por ejemplo, prueba el salteado de pollo con piña, la pizza de albahaca o el chile vegetariano.

4. Comienza el día con una fruta o verdura

Espolvorea un puñado de arándanos en tu cereal de la mañana o en la avena. Saltea los pimientos rojos, los tomates o las espinacas en tus huevos revueltos matutinos.

5. Bebe tus frutas y vegetales ¡Pero no tomes el zumo envasado! 

En cambio, convierte las frutas y verduras enteras en una bebida refrescante. Haz un batido con yogurt bajo en grasa y tus frutas favoritas congeladas. O haz un puré de plátano, moras, limón, menta, hielo y 2 tazas de espinacas frescas crudas. ¡Este brebaje verde puede parecer extraño, pero sabe delicioso!

Como puedes ver en estas sugerencias, introducir más frutas y verduras en tu dieta puede ser fácil, conveniente y divertido, concluyen los especialistas de Clínica Mayo.

Comparte tu opinión