SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Si quieres vivir más, come chiles picantes

Es una buena noticia para quienes aman el picor: comer alimentos picantes puede alargar la vida, según un nuevo hallazgo científico.

Investigadores del Larner College of Medicine de la Universidad de Vermont, descubrieron que el consumo de chiles rojos picantes está asociado con una reducción del 13% en la mortalidad total, principalmente en las muertes por enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular (ACV), en un estudio publicado en la Revista PLoS ONE.

Los investigadores examinaron datos de la salud nacional y nutricionales provenientes del censo en más de 16,000 estadounidenses durante un período de 23 años y encontraron que el consumo de chiles rojos picantes retrasó la muerte entre aquéllos que los consumían frecuentemente.

Las personas que comían regularmente chiles picantes tendían a ser más jóvenes, hombres, blancos, mexico-americanos. Tenían colesterol HDL (malo) más bajo, menores ingresos y menos educación, en comparación con los participantes que no los consumían.

Una explicación de por qué el chile puede alargar la vida está lejos de ser clara, pero los investigadores creen que podría deberse a la forma en que la capsaicina -el componente principal de los chiles- afecta a los canales transitorios del receptor potencial (TRP).

Muchos de los canales miden una variedad de sensaciones como las de dolor, calor, calidez o frialdad, diferentes clases de gustos, presión y visión.

Se cree que algunos canales de TRP se comportan como termómetros microscópicos y se utilizan para detectar el calor o el frío y son activados por moléculas que se encuentran en las especias como el ajo, la chile y el wasabi.

Los autores del estudio, Mustafa Chopan y Benjamin Littenberg, creen que la capsaicina que se encuentra en la pimienta del chile desempeña un papel vital en los mecanismos celulares y moleculares que previenen la obesidad y modulan el flujo sanguíneo coronario.

El chile también posee propiedades antimicrobianas que pueden afectar la composición de los gérmenes, alterando la microbiota intestinal, afirman los autores del estudio.

"Debido a que nuestro estudio se suma a los hallazgos anteriores, el consumo de pimienta o alimentos picantes, puede convertirse en una recomendación dietética y/o constituir un punto de partida para la investigación adicional y ensayos clínicos", dijo Chopan.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad