Remedios herbales contra problemas respiratorios

Los problemas para respirar pueden ser síntoma de muchas afecciones de los pulmones y las vías respiratorias, desde un simple resfrío común hasta una condición de cuidado como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Aunque distintas, estas afecciones comparten algunos síntomas, por ejemplo la tos y la dificultad para respirar.

Remedios herbales contra problemas respiratorios
La salvia (foto) es una de las plantas cuyos aceites e infusiones ayudan en el proceso de respirar mejor. | Foto: GETTY IMAGES

Además de las terapias médicas para enfrentar estas condiciones temporales, de larga data o crónicas, la naturaleza ofrece una buena legión de opciones para ayudar a combatir algunos de sus síntomas más incómodos.

Las hierbas más populares para problemas respiratorios son:

Ginseng (Panax quiquefolius) 

Un estudio de 2020 analizó el rol de esta planta en el alivio de las infecciones microbianas del tracto respiratorio. Concluyó que si bien hacen falta más estudios para observar el funcionamiento molecular del ginseng en las vías respiratorias, esta planta ha demostrado actuar aliviando este tipo de infecciones.

Ginseng (Panex quiquefolius) | Foto: Getty Images

La investigación explica que la exposición ambiental a partículas finas en el aire contaminado es el principal factor de riesgo de disfunción pulmonar. 

Esta exposición puede alterar el desarrollo tanto de la función inmunológica como de la mecánica pulmonar, incluido un impacto adverso sustancial en la salud, principalmente en niños en crecimiento y pacientes inmunodeprimidos.

Salvia (Salvia officinalis) 

En forma de aceite o infusiones, esta hierba se ha utilizado desde tiempos antiguos para ayudar a pacientes con tos y problemas en los pulmones a respirar mejor.

Un estudio de 2014 explica que el té de salvia se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento de trastornos digestivos y circulatorios, bronquitis, tos, asma, angina, inflamaciones de boca y garganta, depresión, sudoración excesiva, enfermedades de la piel y muchas otras enfermedades. 

Salvia officinalis | Foto: Getty Images

Los aceites se han utilizado en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades como las del sistema nervioso, el corazón y la circulación sanguínea, el sistema respiratorio, el sistema digestivo y las enfermedades metabólicas y endocrinas. 

Además, se ha demostrado que el aceite esencial de salvia tiene propiedades carminativas, antiespasmódicas, antisépticas y astringentes.

La investigación indica que esta potente hierba es especialmente útil para complementar tratamientos médicos de condiciones respiratorias.

El universo herbario de la medicina tradicional es enorme. Un estudio sobre el uso de plantas en Pakistán revela que solo en ese país se utilizan 384 especies que pertenecen a 85 familias de plantas para tratar desórdenes respiratorios.

Tomillo (thymus vulgaris) 

El extracto de tomillo es una hierba expectorante de amplio uso en la medicina tradicional china, en la India y en otros países asiáticos, según revela un estudio en European Respiratory Journal. 

Tomillo (thymus vulgaris) | Foto: Getty Images

Esta popularidad ha viajado a Europa y a otras regiones.

Los investigadores enfatizan la necesidad de estudios más rigurosos sobre esta planta, pero admiten la eficacia empírica que ha demostrado a lo largo de siglos.


Equinácea

Esta planta se ha estudiado extensamente para ayudar a aliviar los síntomas de infecciones del tracto respiratorio superior, y para tratar virus que afectan las vías respiratorias.

La equinácea, o flor de cono púrpura, es una planta de la que se utilizan tres especies con fines medicinales. Se sabe que los componentes varían entre las tres especies. Se han utilizado una variedad de preparaciones, incluidos extractos, raíces, partes aéreas y rizomas, para la profilaxis y la terapia.

Equinácea | Foto: Getty Images

La ciencia ha realizado por décadas estudios en esta planta, con resultados dispares, aunque hay un consenso sobre su efectividad para minimizar los síntomas del resfriado común.

Esta información se ha tomado de las fuentes descriptas a lo largo del artículo y citadas abajo. Pero no reemplazan el consejo de tu médico.

Fuentes: estudios científicos, MedlinePlus.

Translation re

Comparte tu opinión