Hierba de trigo: todo lo que necesitas saber

Hierba de trigo: todo lo que necesitas saber
A pesar de su nombre, la hierba de trigo está libre de gluten y es apta para los pacientes con intolerancia o celiaquía. | Foto: ISTOCK

Qué es la hierba de trigo

A pesar de su nombre, la hierba de trigo está libre de gluten y es apta para los pacientes con intolerancia o celiaquía. Existen muchas variedades, destacándose los géneros Agropyron, Elytrigia, Eremopyrum, Pascopyrum y Pseudoroegneria. Su popularidad creció considerablemente en las últimas décadas, comercializándose especialmente para complementar dietas vegetarianas o tratar ciertas afecciones.

Los brotes de la hoja fresca se pueden triturar para hacer un jugo o se pueden secar para preparar un polvo. La planta no procesada contiene altos niveles de celulosa, la cual no se puede digerir. El jugo de hierba de trigo se ha usado como tónico de salud para propósitos generales.

La hierba de trigo es una proteína completa con casi 30 enzimas y es, aproximadamente, un 70% de clorofila cruda. La molécula de clorofila es similar, en cuanto a la estructura, a la hemoglobina, lo que hace que muchos piensen que la hierba de trigo ayuda al flujo sanguíneo, digestión y desintoxicación general del cuerpo. Sin embargo, y a pesar de la popularidad, no existen ensayos de alta calidad clínica que respalden esas bondades.

Para qué se usa

Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.

La hierba de trigo se ha usado para aumentar la energía, eliminar el exceso de bilis, prevenir enfermedades en los dientes, como antiperspirante, antipirético, digestivo, desintoxicante y sedante.

También se la aprovechó para tratar el acné, dependencia del alcohol, trastornos en el flujo sanguíneo, hematomas, quemaduras, cáncer, estreñimiento, tos, cistitis, diabetes, eczema, tensión ocular, fiebre, gota (inflamación del pie), hipertensión (presión arterial alta), infección, gingivitis, malestar, dolor (abdominal), psoriasis, curación de cicatriz, artritis reumatoide, dolor de garganta, esterilidad, sed, perder peso, y colitis ulcerativa.

Dosis

Para la betatalasemia dependiente de transfusión (trastorno sanguíneo) o colitis ulcerativa, se ha descubierto que 100 mililitros de jugo de hierba de trigo diarios son efectivos. Tradicionalmente, entre 8 y 32 onzas de jugo de hierba de trigo se han administrado a través de enemas, jeringas con ampollas de goma o colónicos para la limpieza del colón.

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de la hierba de trigo para niños, por lo que se recomienda evitar su uso o consultar con un médico antes de consumirla.

Preocupación sobre su uso

Debido a la falta de evidencias científicas disponibles, es difícil determinar la seguridad de la hierba de trigo. Actualmente no se conocen interacciones con medicamentos, suplementos, hierbas o alimentos.

Se aconseja que las personas con una alergia conocida o hipersensibilidad a la hierba de trigo eviten su consumo. La mayoría de las alergias al trigo se deben al gluten que se encuentra en la baya de trigo. Sin embargo, la hierba de trigo no tiene gluten dado que ésta se corta antes de que la planta forme un grano (baya).

Algunas personas han reportado náuseas, dolores de cabeza, urticaria o hinchazón en la garganta minutos después de tomar su jugo. La urticaria y la garganta inflamada a menudo son señales de una grave reacción alérgica y se deben tratar como una emergencia. Cualquier persona que tenga estos tipos de síntomas tras la ingesta de hierba de trigo puede llegar a presentar reacciones incluso mucho más graves más adelante.

Debido a que la hierba de trigo crece en suelos o agua y se consume cruda, existe el riesgo de contaminación por bacterias, moho u otras sustancias. No se recomienda la hierba de trigo a mujeres embarazadas o en período de lactancia debido a la falta de evidencia científica disponible.

Fuentes consultadas:

American Botanical Council.

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Natural Medicine, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

The plant list.

Comparte tu opinión