Azafrán: una alternativa para tratar el TDAH

Azafrán: una alternativa para tratar el TDAH
El azafrán es una especie que se obtiene de una flor llamada Crocus sativus y se le atribuyen propiedades medicinales. | Foto: ISTOCK

En Irán parecen haber encontrado una opción natural para tratar a los niños con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Hablamos del azafrán, una especie que se ha hecho famosa por el toque especial que da a las comidas, así como su característicos color amarillo.

El tratamiento farmacológico para los niños con TDAH suele ser el metilfenidato (y en algunos casos, antidepresivos). En la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán, un grupo de investigadores llevó a cabo un estudio para evaluar los efectos del azafrán y compararlos con los del medicamento; los resultados mostraron que no había diferencias significativas en eficacia ni en efectos adversos entre ambos.

"Con base en este estudio preliminar, lo importante es que podemos considerar el azafrán como una alternativa a estimulantes en pacientes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad", declaró a Medscape Noticias Médicas el autor principal del estudio Shahin Akhondzadeh, quien es profesor de psicofarmacología clínica en la institución iraní. Sus hallazgos se publicaron en Journal of Child and Adolescent Psychopharmacology.

El especialista y su equipo encontraron que la eficacia de azafrán a corto plazo es similar que la del fármaco, sin embargo, es necesario investigar más para evaluar qué pasaría en el caso de tratamientos más largos. Recordemos que el TDAH es una condición, no una enfermedad, y muchas veces debe tratarse de por vida.

La motivación de los investigadores fue encontrar opciones diferentes a los fármacos tradicionales, ya que cerca del 30% de los pacientes pediátricos no responde al metilfenidato o a los antidepresivos, que también se recetan en algunos casos. Agregaron que este medicamento también puede causar efectos secundarios como pérdida del apetito, trastornos del sueño y náuseas.

El azafrán es una especie que se obtiene de una flor llamada Crocus sativus y se le atribuyen propiedades medicinales. De acuerdo a la investigación iraní, podría aumentar la inhibición de la recaptación de dopamina y noradrenalina, y son antagonistas del receptor de N-metil D-ácido aspártico y agonistas de GABA-a. Sin embargo, los autores aclararon que no hay garantía de que tenga el mismo efecto si se usa en una comida, pues estos beneficios provienen, específicamente, de uno de sus componentes: la crocina.

Tratamientos seguros

Pese a los efectos secundarios citados en el reciente estudio sobre el azafrán, los fármacos a base de metilfenidato cuentan con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). Tanto los fármacos estimulantes (de acción rápida), como los no estimulantes, se pueden combinar con terapia conductual y ocupacional, que es el tratamiento de primera línea para los pacientes pediátricos.

“Para la mayoría de los niños, los medicamentos que se utilizan para el TDAH son seguros, eficaces y alivian los síntomas del trastorno. Los estudios demuestran que un 80% de los niños con TDAH mejoran con una medicación adecuada”, explicó el psiquiatra Leopoldo Rendón, quien es parte del staff de HolaDoctor Consultas.

El metilfenidato también fue catalogado como un medicamento seguro para los niños los niños con TDAH, así como las anfetaminas para los adultos, luego de una revisión llevada a cabo por especialistas de la universidad de Oxford en Inglaterra. El análisis se hizo a más de 133 ensayos clínicos que incluyeron a más de 14,000 niños y adolescentes y 10,000 adultos

"Los medicamentos pueden ser una herramienta importante para las personas con TDAH, y nuestro estudio ilustra que a corto plazo estas pueden ser opciones de tratamiento efectivas y seguras para los niños, los adolescentes y los adultos", comentó en un comunicado de prensa de la revista el investigador Andrea Cipriani, profesor asociado en el Departamento de Psiquiatría de Oxford.

Los medicamentos no curan el TDAH pero pueden ayudar a las personas con esta condición a concentrarse mejor, ser menos impulsivas, sentirse más calmadas y a desarrollar nuevas habilidades. Se cree que el trastorno afecta al 5% de los niños en edad escolar y a un 2.5% de los adultos de todo el mundo.

Más para leer sobre azafrán:

Comparte tu opinión