Vitamina A

Vitamina A

¿Qué es?:

La vitamina A es una vitamina. Se puede encontrar en muchas frutas y verduras, en los huevos, la leche entera, la mantequilla, la margarina enriquecida, la carne y en pescados aceitosos de agua salada. También se puede sintetizar en el laboratorio. Los carotenoides son un grupo de químicos amarillos o anaranjados presentes en las plantas. Algunos de estos pueden convertirse en vitamina A para el cuerpo.

Ciertas personas toman vitamina A por vía oral o se la inyectan en el músculo para tratar la carencia de vitamina A. Se ingiere también para disminuir las complicaciones de enfermedades tales como el paludismo, el VIH, el sarampión y la diarrea en los niños con deficiencia de vitamina A.

Algunas mujeres ingieren vitamina A para los períodos menstruales masivos, para el síndrome premenstrual (SPM), las infecciones vaginales, las infecciones por levaduras, para las protuberancias en los pechos (enfermedad fibroquística de los senos) y para prevenir el cáncer de mama. Algunas mujeres con VIH también ingieren vitamina A para disminuir el riesgo de transmitir el VIH a los bebés durante el embarazo, el parto o cuando están amamantando. También se usa para prevenir varias complicaciones durante y después del nacimiento, y para mejorar el desarrollo.

Algunos hombres ingieren vitamina A para elevar su recuento de esperma.

Algunas personas ingieren vitamina A para mejorar la visión y para el tratamiento de trastornos oculares que incluyen la degeneración macular senil, el glaucoma y las cataratas. Podría también usarse para estimular la cicatrización después de la cirugía.

La vitamina A se ingiere también para tratar problemas de la piel que incluyen el acné, el eccema, la psoriasis, el herpes labial, las heridas, las quemaduras, las quemaduras de sol, la queratosis folicular (la enfermedad de Darier), la ictiosis (formación de escamas en la piel sin inflamación), el liquen plano pigmentoso y la pitiriasis rubra pilaris.

También se ingiere para tratar úlceras gastrointestinales, la enfermedad de Crohn, para enfermedades de las encías, para la diabetes, el síndrome de Hurler (mucopolisacaridosis), las infecciones de los senos nasales, para la fiebre del heno y las infecciones urinarias (IU). También se usa para disminuir los síntomas de una enfermedad hepática asociada con la ingesta de demasiado alcohol (hepatitis alcohólica), esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson.

La vitamina A se ingiere también para la sigelosis, los trastornos del sistema nervioso, las infecciones de la nariz, la pérdida del olfato, para el asma, los dolores de cabeza persistentes, los cálculos renales, la tiroides hiperactiva, la sangre baja en hierro (anemia), la sordera, el zumbido de oídos y para las heridas precancerosas en la boca (leucoplaquia).

Otros usos incluyen la prevención y el tratamiento contra el cáncer, incluido el linfoma de non-Hodgkin, y para disminuir los efectos secundarios durante el tratamiento contra el cáncer. Otros usos incluyen la prevención y el tratamiento del cáncer, la protección del corazón y el sistema cardiovascular, la disminución del proceso de envejecimiento y el aumento del sistema inmunológico.

Ciertas personas se aplican directamente vitamina A en la piel para mejorar la cicatrización de las heridas, reducir las arrugas y proteger a la piel contra la radiación ultravioleta.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Carencia de vitamina A. La ingesta de vitamina A es eficaz para prevenir y tratar los síntomas de carencia de vitamina A. La carencia de vitamina A puede ocurrir en las personas con deficiencia de proteínas, con diabetes, con la tiroides hiperactiva, con fiebre, con enfermedad hepática, con fibrosis quística o con una enfermedad hereditaria llamada abetalipoproteinemia.

¿Cómo funciona?:

La vitamina A es necesaria para el desarrollo y funcionamiento normal de los ojos, piel, sistema inmunológico y muchas otras partes de nuestro cuerpo.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La vitamina A PROBABLEMENTE ES SEGURA en la mayoría de las personas cuando se ingiere o administra como inyección en el músculo en dosis inferiores a 10.000 UI por día.

La vitamina A NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se lo ingiere en altas dosis. Algunas investigaciones científicas sugieren que dosis más altas podrían aumentar el riesgo de osteoporosis y fractura de cadera, especialmente en la gente de más edad. Los adultos que consumen productos lácteos bajos en grasas, que están enriquecidos con vitamina A, y que además comen una gran cantidad de frutas y verduras por lo general no necesitan suplementos de vitamina A o multivitaminas que contengan vitamina A.

El uso a largo plazo de grandes cantidades de vitamina A podría causar serios efectos secundarios incluyendo fatiga, irritabilidad, cambios mentales, anorexia, malestar estomacal, náuseas, vómitos, fiebre leve, transpiración excesiva y muchos otros efectos secundarios. En las mujeres que ya han pasado la menopausia, el tomar mucha vitamina A puede aumentar el riesgo de osteoporosis y fractura de cadera.

Existe una creciente preocupación de que el tomar altas dosis de suplementos antioxidantes como la vitamina A podría hacer más mal que bien. Algunas investigaciones muestran que el tomar altas dosis de suplementos de vitamina A podría aumentar las probabilidades de muerte en general y posiblemente producir otros efectos secundarios graves.

No existe suficiente información disponible sobre la seguridad de la vitamina A cuando se la aplica en la piel o se la coloca debajo de la lengua.

La vitamina A ES PROBABLEMENTE SEGURA en los niños si se toma en las cantidades recomendadas. Las cantidades máximas de vitamina A seguras para los niños varían según la edad.

  • Menos de 2000 unidades/día para los niños de hasta de 3 años de edad.
  • Menos de 3000 unidades/día para los niños de 4 a 8 años de edad.
  • Menos de 5700 unidades/día para los niños de 9 a 13 años de edad.
  • Menos de 9300 unidades/día para los niños de 14 a 18 años de edad.
La vitamina A NO ES POSIBLEMENTE SEGURA en los niños cuando se lo ingiere en altas dosis. Cuando las cantidades exceden a aquellas recomendadas, los efectos secundarios pueden incluir la irritabilidad, somnolencia, vómitos, diarrea, pérdida del conocimiento, cefalea, problemas de visión, descamación de la piel, mayor riesgo de sufrir neumonía y diarrea entro otros problemas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La vitamina A PROBABLEMENTE ES SEGURA para las mujeres embarazadas o amamantando cuando la toman en las cantidades recomendadas que son menos de 10.000 unidades por día. Cantidades más altas POSIBLEMENTE NO SON SEGURAS. La vitamina A puede causar defectos de nacimiento. Para las mujeres embarazadas es muy importante controlar la ingesta de vitamina A, de todas las fuentes, en los primeros tres meses del embarazo. La vitamina A se encuentra en muchos alimentos, incluyendo los productos de origen animal, principalmente el hígado, en algunos cereales enriquecidos y en suplementos dietéticos.

Uso excesivo de alcohol: El tomar alcohol puede potencialmente aumentar los efectos dañinos de la vitamina A en el hígado.

Anemia Las personas anémicas y con bajos niveles de vitamina A podrían necesitar tomar hierro junto con suplementos de vitamina A para tratar esta condición.

Trastornos en los que el cuerpo no absorbe lípidos de manera apropiada : Personas con condiciones que afectan la absorción de lípidos, como enfermedad celíaca, síndrome del intestino corto, ictericia, fibrosis quística, enfermedad del páncreas, cirrosis hepática no pueden absorben vitamina A de manera apropiada. Para mejorar la absorción de vitamina A, estas personas deberían consumir preparados de vitamina A solubles en agua.

Tiene un tipo de colesterol alto poco común llamado “hiperlipoproteinemia de Tipo V”. Esta enfermedad podría aumentar el riesgo de intoxicación por vitamina A. No tome vitamina A si tiene esta enfermedad.

Infecciones intestinales : Las infecciones intestinales como anquilostomas pude reducir la cantidad de vitamina A que absorbe el cuerpo.

Carencia de hierro: La carencia de hierro podría afectar la capacidad que tiene el cuerpo para descomponer y usar la vitamina A.

Enfermedad hepática. El consumo de grandes cantidades de vitamina puede empeorar la enfermedad del hígado.

Desnutrición: En personas con desnutricion proteica severa, la ingesta de vitamina A podría derivar en una acumulación de vitamina A en el cuerpo.

Carencia de cinc: La carencia de cinc podría causar la aparición de síntomas de carencia de vitamina A. Podría ser necesario ingerir una combinación de vitamina A y suplementos de cinc para mejorar esta condición.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Antibióticos (Antiobióticos de tetraciclinas)

La vitamina A puede interactuar con algunos antibióticos. El tomar grandes cantidades de vitamina A junto con algunos antibióticos puede aumentar la posibilidad de un efecto secundario grave llamado hipertensión intracraneal. Sin embargo, al parecer, si se toman dosis normales de vitamina A junto con tetraciclinas no producen este problema. No tome grandes cantidades de vitamina A si está tomando antibióticos.

Algunos de estos antibióticos incluyen demeclociclina (Declomycin), Minociclina (Minocin) y tetraciclina (Achromycin).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para problemas de la piel (Retinoides)

Algunos medicamentos que se usan para las enfermedades de la piel tienen efectos como los de la vitamina A. El tomar píldoras de vitamina A y estos medicamentos para las enfermedades de la piel podría producir muchos efectos y efectos secundarios comos los de la vitamina A.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos que pueden dañar el hígado (Medicamentos hepatotóxicos)

El tomar grandes cantidades de vitamina A podría dañar el hígado. El tomar grandes cantidades de vitamina A junto con medicamentos que también podrían dañar el hígado puede aumentar el riesgo de producir daño hepático. No tome grandes cantidades de vitamina A si está tomando un medicamento que puede hacer daño al hígado.

Algunos medicamentos que pueden dañar el hígado incluyen acetaminofen (Tylenol y otros), amiodarona (Cordarone), carbamazepina (Tegretol), isoniazida (INH), metotrexato (Rheumatrex), metildopa (Aldomet), fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), eritromicina (Erythrocin, Ilosone, otras), fenitoina (Dilantin), lovastatin (Mevacor), pravastatin (Pravachol), simvastatin (Zocor) y muchos otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea.Grandes cantidades de vitamina A pueden también retardar la coagulación sanguínea El tomar vitamina A junto con warfarina (Coumadin) podría aumentar las posibilidades de formación de hematomas y de pérdida de sangre. Asegúrese de controlar su sangre periodicamente. Su dosis de warfarina (Coumadin) podría necesitar ser cambiada.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierro

Los glóbulos rojos necesitan hierro para hacer la hemoglobina, la sustancia química que transporta el oxígeno a través del cuerpo. El tomar vitamina A parece aumentar los niveles de hemoglobina en las personas que tienen niveles bajos de hierro y de vitamina A.

¿Existen interacciones con alimentos?:

El comer comidas ricas en grasas ayuda al cuerpo a absorber la vitamina A.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

ADULTOS
POR VÍA ORAL:

  • General: Los niveles de La Ingesta Diaria Recomendada (RDA) para los niños y adultos han sido establecidos: para niños de 1 a 3 años: 300 mcg/día (1000 unidades); de 4 a 8 años: 400 mcg/día (1300 unidades); de 9 a 13 años: 600 mcg/día (2000 unidades); hombres desde 14 años y mayores: 900 mcg/día (3000 unidades); mujeres desde 14 años y mayores: 700 mcg /día (2300 unidades); en el embarazo: de 14 a 18 años: 750 mcg /día (2500 unidades) y de 19 años y mayores: 770 mcg/día (2600 unidades); durante la lactancia: de 14 a 18 años : 1200 mcg/día (4000 unidades) y de 19 años y mayores: 1300 mcg/día (4300 unidades También se establecido los Niveles de Ingesta Máximos Tolerables (UL) de vitamina A. El UL es el nivel más alto de ingesta que probablemente no presenta riesgo de producir efectos dañinos. Los Ul para la vitamina A son la vitamina A preformada (retinol) y no incluyen los carotenoides de la provitamina A: adolescentes de 14 a 18 años (incluidos embarazo y lactancia), 2800 mcg/día (9000 UI); adultos desde 19 (incluidos embarazo y lactancia), 3000 mcg/día (10,000 IU).
  • La dosis de vitamina A es más comúnmente expresada en UI, pero a veces se usan dosis en microgramos.
  • La ingesta de 5 porciones de frutas y verduras por día proporciona alrededor del 50 a 65% de la RDA de vitamina A para adultos.
  • Lesiones precancerosas en la boca (leucoplasia oral): Se usaron dosis semanales de 200,000-300,000 UI de vitamina A durante 6-12 meses.
  • Diarrea después del embarazo: Se usó dosis semanales de 23,000 UI de vitamina A antes, durante y después del embarazo.
  • Disminución del riesgo de muerte durante el embarazo: Se usó de 23,000 UI de vitamina A antes y durante el embarazo.
  • Disminución de la ceguera nocturna durante el embarazo: Se usó dosis semanales de 23,000 UI de vitamina A antes, durante y después del embarazo. Parece funcionar mejor si se usa en combinación con 35 mg de cinc por día en mujeres que también tiene bajos niveles de cinc.
  • Enfermedad ocular afecta la retina (retinitis pigmentosa): Se usó dosis diarias de 15,000 UI de vitamina A, a veces junto con 400 UI de vitamina E diarias.
NIÑOS
POR VÍA ORAL:
  • General: Se han establecido los niveles de ingesta adecuada (IA) para bebés: nacimiento hasta 6 meses, 400 mcg/día (1300 IU); 7 a 12 meses, 500 mcg/día (1700 IU).
  • Se han establecido los niveles de Ingesta Diaria Recomendada (RDA) para niños y adultos: niños de 1 a 3 años, 300 mcg/día (1000 IU); 4 a 8 años, 400 mcg/día (1300 IU); 9 a 13 años, 600 mcg/día (2000 UI). También se establecido los Niveles de Ingesta Máximos Tolerables (UL) de vitamina A. El UL es el nivel más alto de ingesta que probablemente no presenta riesgo de producir efectos dañinos. Los Ul para la vitamina A son la vitamina A preformada (retinol) y no incluyen los carotenoides de la provitamina: bebés y niños desde el nacimiento hasta 3 años, 600 mcg/día (2000 IU); niños de 4 a 8 años, 900 mcg/día (3000 UI); 9 a 13 años, 1700 mcg/día (6000 UI); y 14 a 18 años (incluido el embarazo y la lactancia), 2800 mcg/día (9000 UI).
  • Sarampión: Se usó vitamina 100,000 a 200,000 UI de vitamina A por vía oral al menos en 2 dosis usadas en niños menores de 2 años.
  • Disminuir la mortalidad: Se recomiendan los suplementos de vitamina A en niños de 6-59 meses en riesgo de sufrir carencia de vitamina A. En niños de 6-11 meses, se recomienda una dosis de 100,000 UI de vitamina A. En niños de 12-59 meses, se recomienda 200,000 de UI de vitamina A cada 4-6 meses.

Otros nombres:

3-Dehydroretinol, 3-Déhydrorétinol, Acétate de Rétinol, Antixerophthalmic Vitamin, Axerophtholum, Dehydroretinol, Déhydrorétinol, Fat-Soluble Vitamin, Oleovitamin A, Palmitate de Rétinol, Retinoid, Retinoids, Rétinoïdes, Retinol, Rétinol, Retinol Acetate, Retinol Palmitate, Retinyl Acetate, Rétinyl Acétate, Retinyl Palmitate, Rétinyl Palmitate, Vitamin A Acetate, Vitamin A Palmitate, Vitamin A1, Vitamin A2, Vitamina A, Vitamine A, Vitamine A1, Vitamine A2, Vitamine Liposoluble, Vitaminum A.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión