Por tí y tu bebé: la importancia del control prenatal

Por tí y tu bebé: la importancia del control prenatal
Tu salud en el embarazo y la de tu bebé dependen en gran parte del control prenatal. | Foto: GETTY IMAGES

El embarazo es una etapa muy especial e importante en toda mujer, conlleva muchos cuidados y responsabilidades. 

Está llena de cambios determinantes en su vida y es en ese período en que las mujeres necesitan mucho más el apoyo de sus seres queridos, así como de los servicios de salud para poder tener un embarazo saludable.   

Responsabilízate de tu salud y la de tu bebé con un control prenatal adecuado

El control prenatal es el conjunto de acciones implementadas para conocer los factores de riesgo que se encuentran presentes en la paciente y realizar las modificaciones necesarias en el estilo de vida para reducirlos o controlarlos; así como prevenir y manejar de forma adecuada y oportuna aquellas complicaciones que se puedan presentar durante el embarazo para reducir la mortalidad materna y fetal.

¿Cómo debo llevar mi control prenatal?

Una vez que se ha establecido el diagnóstico de embarazo es importante acudir lo más pronto posible con tu médico para recibir la orientación y educación necesaria para resolver todas tus dudas e iniciar los cuidados y estudios que requieras en esta etapa.

Existen diversos modelos de control prenatal que se pueden realizar. 

Lo importante es que sigas las indicaciones de tu ginecólogo o ginecoobstetra, quien es el encargado de establecer y adecuar tu control prenatal; y deberás cumplir con la responsabilidad de acudir a tus consultas programadas.

La primera consulta es de vital importancia, ya que es en la que se determina qué tipo de embarazo tienes de acuerdo con tus condiciones particulares. 

Se puede clasificar de bajo, mediano o alto riesgo, y con esto planificar tu control prenatal.

Las consultas subsecuentes sirven para vigilar que el transcurso del embarazo se esté llevando a cabo sin complicaciones, como así también valorar el adecuado crecimiento y desarrollo de tu bebé. 

Evaluar tu estado de salud, que el aumento de peso sea adecuado, y diagnosticar de forma oportuna enfermedades propias del embarazo como la diabetes gestacional o la enfermedad hipertensiva del embarazo (presión arterial alta).

Y llegando al tramo final, acudir a tus revisiones para saber si ya estás en trabajo de parto, conocer los signos de alarma para acudir al hospital de forma oportuna y establecer las redes de ayuda, las rutas y los medios más adecuados para acudir a los servicios de salud para la atención de la resolución de tu embarazo.

El control prenatal es un trabajo de equipo multidisciplinario en el que tanto las familias, los proveedores de salud y las instituciones de salud públicas y privadas participan para lograr un eje principal de acción que es la salud materno-infantil.

Comparte tu opinión