¿Por qué las embarazadas tienen náuseas y vómitos?

¿Por qué las embarazadas tienen náuseas y vómitos?
Náuseas y vómitos durante el primer trimestre de embarazo se presentan principalmente por cambios hormonales, sin embargo pueden aumentar si el feto es de sexo femenino. | Foto: GETTY IMAGES

Una de las principales molestias que sufren las mujeres embarazadas son las náuseas y los vómitos, que ocurren principalmente entre la semana 8 y 12, y pueden aumentar su severidad hasta la semana 14 y 16, e incluso después.

Cambios hormonales

No existe una causa bien definida que explique por qué se presentan estos síntomas durante el embarazo.

Sin embargo, diversos estudios apuntan a los cambios hormonales que ocurren en esta etapa, y en especial a la hormona del embarazo que es la gonadotrofina coriónica humana fracción beta.

La acción de esta hormona tiene su pico máximo durante las semanas 8 a 11 que es cuando más se presentan las náuseas y vómitos matinales.

También se ha visto que los estrógenos pueden jugar un papel importante en el desarrollo de náuseas y vómitos, así como tener niveles bajos de vitamina B, y factores psicológicos y familiares.

Factores para presentar náuseas y vómitos 

  • Tener un embarazo con más de un feto
  • Enfermedad trofoblástica gestacional
  • Placenta grande
  • Antecedentes previo de náusea y vómito en embarazo previo
  • Historia amiliar de familia cercana que hayan sufrido estas reacciones.
  • Tener historia de migraña
  • Tener un embarazo con feto de sexo femenino

Es importante que en caso de que tengas vómitos y náuseas frecuentes sepas identificar cuándo pueden ser normales y cuándo no. 

Si tienes vómitos durante todo el día y éstos no te permiten ingerir alimentos ya sean sólidos o líquidos, lo que puede llevar a deshidratación o pérdida de peso, puede tratarse de una enfermedad seria que incluso puede requerir hospitalización tal como la hiperémesis gravídica. 

O si tienes vómitos en el segundo trimestre o tercer trimestre puede deberse a algún problema gastrointestinal de la vesícula biliar llamado colecistitis crónica o alguna infección gastrointestinal o una enfermedad acido péptica.

Dependiendo de la intensidad de los síntomas puede requerir cambios en los hábitos alimentarios y/o tratamiento médico.

Algunas recomendaciones

  • Evitar comida picante o muy condimentada
  • Tomar algún multivitamínico recetado por tu médico
  • Beber abundante líquido
  • Evitar alimentos con olores o sabores fuertes o desagradables que puedan causar la náusea.
  • Consumir comidas pequeñas y frecuentes fraccionadas en quintos (cinco veces al día).
  • Comer alimentos como plátanos, arroz, puré de manzana, pan tostado y té y en algunas pacientes un poco de limón o jugo de limón podría ayudar a controlar náuseas. 

El té de jengibre puede ser una excelente opción para aliviar el malestar estomacal, así como el té de frambuesa y de menta. 

La doxilamina y piridoxina son medicamentos seguros que pueden ser prescritos por tu médico para evitar estas molestias durante tu embarazo. 

Recuerda que siempre será indispensable una valoración médica y que solo tu ginecólogo estará capacitado para ordenarte el mejor tratamiento que requieras.

Comparte tu opinión