Enfisema subcutáneo

Definición

Se presenta cuando el aire penetra dentro de los tejidos bajo la piel. Generalmente ocurre en la piel que cubre la pared torácica o el cuello, pero también se puede presentar en otras partes del cuerpo.

Nombres alternativos

Crepitantes; Aire subcutáneo; Enfisema tisular

Consideraciones

El enfisema subcutáneo puede verse a menudo como una protuberancia lisa en la piel. Cuando el proveedor de atención médica siente (palpa) la piel, se produce una sensación inusual de crujido (crepitación) a medida que el gas es empujado a través del tejido.

Causas

Esta afección es poco común. Cuando ocurre, las posibles causas son:

  • Colapso pulmonar (neumotórax), que a menudo se presenta con una fractura de costilla
  • Fractura del hueso facial
  • Ruptura del bronquio
  • Ruptura del esófago

Esta afección puede suceder debido a:

  • Traumatismo contundente.
  • Lesiones por ondas explosivas.
  • Inhalar cocaína.
  • Corrosivos o quemaduras químicas del esófago.
  • Lesiones al bucear.
  • Vómitos vigorosos (síndrome de Boerhaave).
  • Heridas por arma de fuego.
  • Pertusis (tos ferina). 
  • Heridas por arma blanca.
  • Ciertos procedimientos médicos en los cuales se introduce una sonda dentro del cuerpo. Esto incluye una endoscopia (una sonda se introduce al esófago y el estómago a través de la boca), una vía venosa central (un catéter delgado se introduce en una vena cercana al corazón), intubación endotraqueal (una sonda se introduce a la garganta y la tráquea a través de la boca o la nariz) y broncoscopia (una sonda se introduce en los tubos bronquiales a través de la boca).

También se puede encontrar aire entre las capas de piel en los brazos y las piernas o el tronco después de ciertas infecciones, que incluyen gangrena gaseosa y después del buceo.(Los buzos que padecen asma tienen más probabilidades de desarrollar este problema que otros buzos).

Cuándo contactar a un profesional médico

La mayoría de las afecciones que causan enfisema subcutáneo son muy graves y es probable que a usted ya lo esté tratando un proveedor. Algunas veces, se requiere hospitalización. Especialmente si es debido a una infección.

Si usted siente aire subcutáneo en relación con cualquiera de las situaciones descritas anteriormente, particularmente después de un traumatismo, llame a su número local de servicios de emergencia (911 en los Estados Unidos) de inmediato.

NO administre ningún líquido. NO mueva a la persona a menos que sea absolutamente necesario para sacarla de un entorno peligroso. Proteja el cuello y la espalda de más lesiones al hacerlo.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la personas, incluyendo:

  • Temperatura
  • Pulso
  • Frecuencia respiratoria
  • Presión arterial

Los síntomas se tratarán como resulte adecuado. La persona puede recibir:

  • Soporte respiratorio, incluso oxígeno e intubación endotraqueal (una sonda a través de la nariz o la boca hasta la tráquea) y un ventilador (un respirador)
  • Exámenes de sangre
  • Sonda torácica -- una sonda a través de la piel y los músculos entre las costillas hasta el espacio pleural (espacio entre la pared torácica y los pulmones) si hay colapso pulmonar
  • Tomografía computarizada o TAC (tomografía axial computarizada o estudios de imágenes avanzados) del tórax y el abdomen o de la zona en la que se encuentra el aire subcutáneo
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos (intravenosos o a través de la vena)
  • Medicamentos para tratar síntomas
  • Radiografía del tórax y el abdomen y otras partes del cuerpo que puedan estar lesionadas

El pronóstico depende de la causa del enfisema subcutáneo. Si está asociado con un traumatismo mayor o una infección, la gravedad de esas afecciones determinará el resultado.

El enfisema subcutáneo que está asociado con el buceo normalmente es menos grave.

Referencias

Byyny RL, Shockley LW. Scuba diving and dysbarism. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 135.

Cheng G-S, Varghese TK, Park DR. Pneumomediastinum and mediastinitis. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 84.

Raja AS. Thoracic trauma. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 38.

Kosowsky JM, Kimberly HH. Pleural disease. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 67.

Comparte tu opinión