Primera vacuna contra la malaria infantil

Primera vacuna contra la malaria infantil
La nueva vacuna tendría una eficacia del 40% y estaría destinada a niños menores de 2 años. | Foto: OMS

La malaria es una de las grandes amenazas parasitarias de la actualidad, pero existen motivos para estar esperanzados. Luego de tres décadas de trabajo e investigación, se encuentra disponible la primera vacuna contra esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 360.000 niños recibirán el tratamiento durante 2019, como parte de un proyecto piloto a gran escala.

La vacuna se aplicará en países seleccionados dónde ya se ejecutan importantes programas para combatir la malaria, pero aún tienen un gran número de casos. Estos son Malawi (dónde ya comenzaron a trabajar con ella), Kenia y Ghana.

Actualmente las medidas para controlar la malaria, como los mosquiteros e insecticidas, se han estancado. Por ese motivo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, reconoció que esta vacuna "brinda una herramienta prometedora" para retomar el control.

Aunque ofrece una protección parcial, según los ensayos clínicos previno 4 de cada 10 casos, Ghebreyesus afirmó "La vacuna contra la malaria tiene el potencial de salvar a decenas de miles de vidas de niños".

¿Qué es la malaria?

La malaria es una enfermedad causada por un parásito (Plasmodium falciparum) que se transmite a los humanos por la picadura de mosquitos anopheles infectados. Sin embargo, una vez que el parásito se encuentra en la sangre de una persona, esta podrá trasmitirlo por donación de sangre, intercambio de jeringas o de madre a hijo, durante el embarazo.

Una vez en nuestro cuerpo, los parásitos viajan por el torrente sanguíneo y se instalan en el hígado, donde maduran para luego infectar y destruir nuestros glóbulos rojos.

Los síntomas suelen presentarse entre 10 días y 4 semanas después de la infección, aunque pueden aparecer incluso a los 8 días o hasta un año después de esta. Algunos de ellos son:

  • Anemia.
  • Coma.
  • Convulsiones.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor muscular.
  • Escalofríos, fiebre y sudoración.
  • Heces con sangre.
  • Náuseas y vómitos.
Anopheles, el mosquito que porta el parásito que causa la malaria. | Foto: CDC

La malaria se convirtió en un problema de salud mayor, debido a la escasez de recursos, la falta de controles adecuados, a que los mosquitos que transmiten los parásitos han desarrollado resistencia contra los insecticidas y que los parásitos han desarrollado resistencia frente a ciertos antibióticos.

A pesar de que entre 2000 y 2015 hubo una reducción de más del 41% de los casos de malaria y del 60% de las muertes a causa de ella, los datos más recientes indican una reaparición de este peligro en 2017, con 2 millones más de casos que en 2016.

La OMS estima que se producen 219 millones de casos anuales y alrededor de 435,000 personas (en su mayoría niños menores de 5 años) mueren a causa de esta enfermedad.

Una nueva esperanza

La nueva vacuna, RTS, también conocida como Mosquirix, fue creada por científicos de la empresa británica GlaxoSmithKline (GKS), con el apoyo de diferentes organizaciones.

Aunque la vacuna protege solo a un tercio de los niños menores de dos años de la malaria grave o potencialmente mortal, los ensayos clínicos encontraron que los que estén inmunizados probablemente presenten cuadros leves de la enfermedad.

El Dr. David Schellenberg, asesor científico del Programa Mundial de la Malaria de la OMS, señaló en una entrevista con la BBC "Puede que no parezca mucho, pero estamos hablando de una reducción del 40% en la malaria grave, que desafortunadamente todavía tiene una alta mortalidad, incluso cuando se tiene acceso a un buen tratamiento".

La vacuna se administrará en cuatro dosis: tres dosis entre los cinco y nueve meses de edad y la cuarta dosis administrada alrededor del segundo cumpleaños.

Luego se estudiará la seguridad y el uso de vacunas, si los padres llevan a sus hijos a tiempo para las cuatro dosis requeridas e incluso la reducción de muertes infantiles.

Según el Dr. Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África, las vacunas tienen un gran poder para prevenir enfermedades mortales y llegar a los niños, más que nada aquellos que no tienen un acceso inmediato a médicos o centros de salud "La malaria es una amenaza constante en las comunidades africanas donde se administrará esta vacuna. Los niños más pobres son los que más sufren y tienen mayor riesgo de muerte".

Y agregó "Este es un día para celebrar, ya que comenzamos a aprender más sobre lo que puede hacer esta herramienta para cambiar la trayectoria de la malaria a través de la vacunación infantil".

Más información sobre infecciones:

Comparte tu opinión