Los juguetes de baño esconden secretos poco saludables

Los juguetes de baño esconden secretos poco saludables
Los materiales plásticos encontrados en los juguetes de baño pueden jugar un papel en el desarrollo del crecimiento de bacterias | Foto: ISTOCK

Los patos de goma con los que juegan los niños durante el baño pueden parecer inofensivo, pero están plagados de bacterias y hongos que podrían provocar diversas enfermedades, señala una investigación publicada en la revista Biofilms and Microbiomes.

Investigadores suizos y estadounidenses analizaron distintos juguetes de baño, tomados de hogares reales, y hallaron que el líquido liberado cuando los patos de goma fueron exprimidos contenía "bacterias potencialmente patógenas". Las bacterias incluyeron Legionella y Pseudomonas aeruginosa, una bacteria que "a menudo está implicada en infecciones adquiridas en hospitales.

"Los juguetes de baño con moho son tema de discusión frecuente en foros y blogs, pero han recibido poca atención científica hasta la fecha. De hecho, estos juguetes son interesantes para los investigadores, ya que representan la unión entre el agua potable, los materiales plásticos, la contaminación externa y los usuarios finales vulnerables, es decir, los niños", dijo en un comunicado el autor principal del estudio Frederik Hammes, del Departamento de Microbiología Ambiental del Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuáticas.

Según el estudio, el ambiente cálido y húmedo del baño proporciona un caldo de cultivo ideal para los gérmenes, con "crecimientos densos de bacterias y hongos" acumulándose en el interior de los patos de goma.  Los investigadores encontraron "biofilms densos y viscosos" en las superficies internas de los objetos. 

Esponja de cocina, peligrosa colonia de gérmenes

Plástico y bacterias

Los materiales plásticos encontrados en los juguetes de baño pueden jugar un papel importante en el desarrollo del crecimiento de bacterias, porque estos materiales de "polímero de baja calidad" a menudo liberan cantidades sustanciales de compuestos de carbono orgánico, que pueden alimentar el crecimiento de microbios. Además, los fluidos corporales humanos y las bacterias que arrojan nuestros cuerpos al agua también pueden contribuir al crecimiento de la biopelícula en los juguetes de baño.

Las formas de limpiar los juguetes de baño incluyen hervir los juguetes o eliminar el agua de ellos después de su uso. Pero los investigadores dijeron que también podrían considerarse regulaciones más estrictas sobre los tipos de materiales utilizados para fabricar juguetes para el baño.

Infecciones

Sin embargo, no está tan claro si las bacterias y los hongos que se encuentran en los juguetes para el baño son dañinos para los niños. De hecho, muchos investigadores piensan que cierto nivel de exposición a bacterias y otros microbios ayuda a desarrollar un sistema inmunológico saludable en los niños.

Pero, con sistemas inmunes menos desarrollados, los niños también son más vulnerables a ciertas infecciones. Esto significa que "exprimir  el agua de esos juguetes con una cantidad de biofilm en sus caras ... puede provocar infecciones en los ojos, oídos, heridas o incluso en el tracto gastrointestinal", escribieron los investigadores.

Pero, según los científicos, se necesitan estudios futuros para examinar el riesgo de contraer enfermedades de los juguetes de baño.

Comparte tu opinión