SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El consumo de harina cruda puede originar un brote de E. Coli

¿Cuándo preparas un pastel sueles lamer la cuchara con los restos de masa cruda? Presta atención, ya que una reciente investigación, publicada en The New England Journal of Medicine, advierte que la harina cruda puede ser un vehículo de infecciones por E. Coli.

Samuel J. Crowe, autor principal del estudio y epidemiólogo de la división de enfermedades transmitidas por los alimentos, el agua y el medio ambiente en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), y sus colegas examinaron un brote de E. Coli relacionado con harina contaminada, entre el 21 de diciembre de 2015 y el 5 de septiembre de 2016.

Los investigadores identificaron 56 casos en 24 estados de los Estados Unidos y la infección se asoció significativamente con el uso de una marca de harina y con la degustación de masa casera cruda.

"Esta investigación implicó a la harina cruda como fuente de un brote de infecciones por E. Coli. A pesar de que es un alimento con poca humedad, la harina cruda puede ser un vehículo para patógenos transmitidos por los alimentos", señalaron los autores.

Por lo general, la bacteria E. Coli está presente en ambientes húmedos, como la carne de hamburguesa y las verduras de hoja, pero la nueva evidencia demuestra que también puede sobrevivir en ambientes secos. Cuando se mezcla con ingredientes húmedos como leche, huevos y mantequilla, revive y comienza a replicarse.

Prevención

El estudio se ha publicado al comienzo de la temporada festiva de fin de año, cuando muchas familias preparan sus pasteles y galletas en casa. "No estamos tratando de arruinar las fiestas de las personas, pero queremos que estén al tanto de los riesgos", destacó Crowe al periódico The New York Times.

La E. Coli es un tipo de bacteria que normalmente vive en los intestinos de los humanos y los animales. La mayoría de las veces no causa ningún problema. Sin embargo, ciertos tipos (o cepas) de E. Coli pueden ocasionar intoxicación alimentaria.

Los focos de infección más común de la E. coli son la carne molida contaminada, los vegetales crudos, no lavarse las manos después de ir al baño o cambiar los pañales, el agua contaminada o la leche sin pasteurizar, según informan los CDC.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir: náuseas o vómitos; fuertes cólicos abdominales; diarrea líquida o con mucha sangre; cansancio y fiebre.

Para evitar la intoxicación por alimentos y prevenir infecciones, se recomienda manipular la comida con seguridad.  Es importante cocinar bien las carnes, lavar las frutas y verduras antes de comerlas o cocinarlas y evitar la leche y los jugos sin pasteurizar.

La mayoría de los casos de infección por E. Coli mejoran sin tratamiento en cinco a 10 días.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad