Cómo evitar enfermarte en las piscinas

Cómo evitar enfermarte en las piscinas
El agua de las piscinas y los jacuzzis de los hoteles, como también de los parques acuáticos, puede ser una fuente importante de brotes infecciosos | Foto: GETTY IMAGES

Ya comenzamos a soñar con los días de vacaciones y, en muchos casos, con una refrescante piscina en un hotel. Pero antes de empacar el traje de baño debes saber qué medidas tomar para no enfermarte.

El agua de las piscinas y los jacuzzis de los hoteles, como también de los parques acuáticos, puede ser una fuente importante de brotes infecciosos causados por patógenos, informaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Un informe de los CDC encontró que de 2000 a 2014, en 46 estados y en Puerto Rico, hubo 493 brotes de enfermedades infecciosas de "aguas recreativas tratadas" que terminaron afectando al menos a 27,219 personas y provocaron ocho muertes.

¿Los culpables? Parásitos y bacterias. Más de la mitad (58%) de los brotes, con una etiología infecciosa confirmada, fueron causados por el parásito Cryptosporidium, comúnmente llamado Crypto, que puede sobrevivir incluso en piscinas bien mantenidas y puede provocar enfermedades gastrointestinales y diarrea.

Al menos seis de las ocho muertes y el 16% de las enfermedades podrían atribuirse a la Legionella bacteriana, que causa la enfermedad del legionario, una neumonía grave y la fiebre de Pontiac, una enfermedad similar a la gripe más leve.

Otro tipo de bacteria, Pseudomonas, que puede causar foliculitis y otitis externa, enfermó a casi el 13% de las personas disfrutaban de las aguas recreativas.

Según los CDC, un brote asociado con el agua recreativa es la aparición de enfermedades similares en dos o más personas, vinculadas epidemiológicamente por la ubicación y el tiempo de exposición al agua recreativa o por patógenos o productos químicos en forma de aerosol o volatilizados del agua recreativa al aire circundante.

Diarrea

"La mayoría de los gérmenes mueren en cuestión de minutos por la cantidad de cloro que recomiendan los CDC y que es requerido por los gobiernos estatales y locales", dijo Michele Hlavsa, autora principal del informe y jefe del Programa de Natación Saludable de los CDC.

Pero, el parásito Crypto puede sobrevir más tiempo y es más difícil de combatir. Se puede transmitir por un incidente diarreico, que en una piscina llena de niños puede ser difícil de controlar.

"La diarrea causada por Crypto puede ser muy acuosa, por lo que puede ser bastante sigilosa", dijo Hlavsa. Por lo tanto la advertencia es básica: cualquier niño o adulto que tenga diarrea simplemente no debe estar en una piscina, jacuzzi o parque acuático.

Consejos

“Una vez en el agua, no bebas el agua en la que nadas ", dijo Hlavsa. Aún así, agregó que, a pesar de que este simple paso puede protegerlo contra algunos gérmenes, no lo protege contra todo en aguas recreativas.

"Además, antes de meterte en el agua, revisa los puntajes de inspección", agregó.  Al igual que los restaurantes, las piscinas públicas son evaluadas por los inspectores, y muchos publicarán sus puntajes ya sea en línea o cerca de las instalaciones.

Antes de entrar a la piscina, siempre hay que ducharse. Todo el que haya tenido problemas estomacales en las 24 horas anteriores no debe entrar en la piscina.

Los padres deben revisar cada 30 a 60 minutos que sus hijos pequeños no hayan ensuciado los pañales, incluso los pañales plásticos de natación, o trajes de baño. Cambia  los pañales lejos de la piscina, y lávate las manos después.

Si un niño tiene un accidente en una piscina pública, avísale al personal para que puedan tomar medidas para limpiar el agua y hacer que sea segura nuevamente.

Más información

Comparte tu opinión