Enfermedad del legionario

Definición

Es una infección de los pulmones y las vías respiratorias. Es causada por la bacteria Legionella.

Nombres alternativos

Neumonía por Legionela; Fiebre de Pontiac; Legionelosis; Legionela pneumophilia

Causas

Las bacterias que causan la enfermedad del legionario se han encontrado en los sistemas de suministro de agua y pueden sobrevivir en ambientes cálidos, húmedos y sistemas de aire acondicionado que existen en edificaciones grandes, como los hospitales.

La mayoría de los casos son causados por Legionella pneumophila. El resto de los casos es causado por otras especies de Legionella.

No se ha demostrado que exista la propagación de la bacteria de una persona a otra.

La mayoría de las infecciones ocurre en adultos de mediana edad o en personas mayores. En raras ocasiones, los niños pueden contraer la infección. Cuando esto sucede, la enfermedad es menos grave.

Entre los factores de riesgo se encuentran:

  • Consumo de alcohol
  • Tabaquismo
  • Enfermedades como la insuficiencia renal o diabetes
  • Enfermedad pulmonar prolongada (crónica), como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Uso prolongado de un respirador (ventilador)
  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario, como quimioterapia y esteroides
  • Edad avanzada

Síntomas

Los síntomas tienden a empeorar durante los primeros 4 a 6 días. Casi siempre mejoran en otros 4 a 5 días.

Los síntomas pueden incluir:

  • Malestar generalizado, decaimiento o indisposición general (malestar general)
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre, escalofríos y temblores
  • Dolor articular, dolores musculares y rigidez
  • Dolor de pecho, dificultad para respirar
  • Expectoración que no produce mucho esputo o moco (tos seca)
  • Expectoración con sangre
  • Diarrea, nauseas, vómitos y dolor abdominal
  • Problemas con el equilibrio

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico. Se pueden escuchar sonidos anormales, llamados crepitaciones, al auscultar el tórax con un estetoscopio.

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Gasometría arterial
  • Hemocultivos para identificar la bacteria
  • Broncoscopia para observar las vías respiratorias y diagnosticar una afección pulmonar
  • Radiografía de tórax o TAC
  • Conteo sanguíneo completo (CSC), incluso conteo de glóbulos blancos
  • Tasa de sedimentación eritrocítica para verificar cuánta inflamación hay en el cuerpo.
  • Pruebas de la función hepática
  • Exámenes y cultivos de esputo para identificar la bacteria Legionela
  • Exámenes de orina para buscar la bacteria Legionella pneumophila
  • Prueba molecular de reacción en cadena de la polimerasa (PCR)

Tratamiento

Los antibióticos se utilizan para combatir la infección. El tratamiento se comienza tan pronto como se sospecha la enfermedad, sin esperar la confirmación por medio de una prueba de laboratorio.

Otros tratamientos también pueden incluir recibir:

  • Líquidos, a través de una vena (IV)
  • Oxígeno, el cual se administra a través de una máscara o un respirador
  • Medicamentos inhalados para facilitar la respiración

Expectativas (pronóstico)

La enfermedad del legionario es potencialmente mortal. El riesgo de morir es mayor en personas que:

  • Tienen enfermedades prolongadas (crónicas) 
  • Resultan infectadas mientras están en el hospital
  • Son adultos mayores

Cuándo contactar a un profesional médico

Contacte a su proveedor de inmediato en caso de tener cualquier tipo de problema para respirar y crea que tiene síntomas de la enfermedad del legionario.

Prevención


Puntos de atención

Referencias

Edelstein PH, Roy CR. Legionnaires' disease and Pontiac fever. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases, Updated Edition. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 234.

Marrie TJ. Legionella infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 314.

Comparte tu opinión